Quitaesmalte casero

Cómo preparar un quitaesmalte casero

¿Necesitas quitar un rastro de pintura o mancha y te has quedado sin quitaesmalte? Afortunadamente, en nuestro hogar podemos tener diferentes materiales que, sabiéndolos mezclar, podemos hacer un quitaesmalte casero que puede sacarnos de un gran apuro.

Además, también es una opción mucho menos agresiva y protectora del medio ambiente, ya que no se utilizan elementos tan agresivos como los que encontramos en varios productos de índole profesional.

En este artículo te damos algunos sencillos pasos para crearte tu propio quitaesmalte casero.

Cómo preparar un quitaesmalte casero

El componente principal de los quitaesmaltes es la acetona. Este compuesto es fácilmente volátil, por lo que antiguamente se le añadían componentes caseros para evitar este proceso, como el ricino.

Actualmente se utilizan otras alternativas como gelatina o glicerina. Sin embargo, el efecto removedor del esmalte lo hace la acetona.  De hecho, comentamos en otro artículo cómo eliminar restos de silicona en la ropa, pero siempre conociendo el material textil para evitar que pueda crear un efecto peor.

Aunque la acetona y el ácido acético (vinagre) no es exactamente el mismo componente, si guardan una relación directa. Este último es un producto muy utilizado en alimentación, como condimento, pero también en la limpieza, ya que tiene efecto desinfectante y elimina restos orgánicos en suelo, encimeras y otras superficies.

Leer más: cómo limpiar la lavadora con vinagre

Aunque el vinagre no tiene tanto efecto removedor del esmalte como sí lo tiene la acetona, a nivel casero se puede utilizar y su efecto es positivo, siendo más económico y ecológico.

Si a este ácido débil le sumamos otro tipo de ácidos igualmente de origen orgánico, tendremos una mezcla perfecta como quitaesmaltes casero que podrá sacarnos de algún apuro momentáneo.

Ingredientes utilizados para el quitaesmalte casero

  • Recipiente o bol pequeño
  • Jugo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas soperas de vinagre

La mezcla de dos tipos de ácidos débiles de origen orgánico, como el limón (ácido cítrico) y el vinagre (ácido acético), es perfecta para conseguir arrastrar restos de pintura y como quitaesmalte casero. Sin embargo, debes de intuir que la eliminación de dichos restos no será tan fácil como cuando usamos un quitaesmalte profesional.

La preparación es sumamente sencilla. En un bol o recipiente de material plástico o vidrio, exprimimos medio limón de tamaño estándar, 2 cucharadas de vinagre y mezclamos bien hasta formar un líquido homogéneo.

A partir de aquí, utilizaremos nuestro quitaesmalte casero como lo haríamos con uno de tipo profesional, aplicado sobre nuestras uñas para eliminar el esmalte pegado a ellas.

Uso de quitaesmalte casero

Uso de quitaesmaltes sin acetona

Cada vez más se está extendiendo el uso de quitaesmaltes sin acetona. Y es que este componente viene muy bien para eliminar restos de pintura y esmaltes en varios tipos de superficies, pero no todas ellas son compatibles con este elemento, ya que puede tener acción disolvente. 

Uno de los ejemplos claros es en la ropa, donde en algunos textiles puede desteñir o incluso disolver el tejido. Generalmente, la ropa que contiene acetato (ver etiqueta del tejido) suele tener incompatibilidades con el acetato, ya que se utiliza como disolvente. Por tanto, sí que se puede utilizar para eliminar manchas de pegamento en tejido natural, como el algodón.

Leer más: cómo quitar pegatinas de la ropa

Siempre y cuando adquieras un producto sin acetona, el proceso para quitar la mancha o restos de esmalte va a ser más complicado y requerirá menos esfuerzo, pero a su vez será un método más seguro. De hecho, en algunos casos se ha hablado de que el uso continuado de la acetona sobre las uñas puede perjudicar a su resistencia y crear microfisuras.

Por otro lado, mucha gente no soporta el olor de la acetona, ya que se expande rápidamente por el ambiente (antes hemos comentado su gran volatilidad). En casos donde aspiremos niveles moderados o altos de este componente puede llegar a ser tóxico, por lo que siempre se recomienda utilizarlo en espacios abiertos o con las ventanas abiertas.

Algunos de estos quitaesmaltes sin acetona pueden ser los siguientes:

Top artículos donde se habla de quitaesmaltes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.