Cómo limpiar una pizarra blanca

Las pizarras blancas magnéticas son una excelente herramienta actual para la enseñanza o para organizar nuestro día a día en casa. De hecho, lentamente están sustituyendo a las incómodas pizarras de tizas, ya que manchan en exceso y los trazos no quedan tan definidos.

El problema número 1 es la tarea de limpiar una pizarra blancas cuando han tenido un uso continuado y los trazos han quedado marcados. Por mucho que utilicemos el borrador habitual, parece que necesita un estímulo adicional para dejarla totalmente blanca.

Si la pizarra blanca ya no es blanca, valga la redundancia, es el momento de utilizar algunos trucos para dejarla impoluta y poder alargar su vida útil.

Además, si por error has utilizado rotuladores permanentes no apropiados para ella y te resulta imposible eliminar los trazos, también hay soluciones específicas que funcionan al 100%.

Trucos para limpiar una pizarra blanca

Primer paso: uso del borrador

Cuando utilizamos rotuladores especificos para pizarras blancas, el simple paso del borrador de esponja es suficiente para eliminar los trazos, salvo que queden adheridos a ella durante mucho tiempo.

Cuando tenemos dibujos o letras que han estado varios días en la pizarra, el borrador deja de trabajar correctamente, debido a que la tinta está totalmente seca. Necesitamos aplicar mucha fuerza y, aún así, los resultados no son del todo favorebles.

Para ponerle solución, intenta borrar las partes dibujadas que no vayas a utilizar, y de que por razones lógicas no lo puedes hacer, necesitarás recurrir a los siguientes pasos.

Bi-Office AA0105, Borrador magnético ligero, para pizarra blanca
  • Borrador magnético ligero
  • Se adhiere a pizarras magnéticas
  • Lavable, eficaz y económico
  • Con una dimension de 110 x 55 x 23 mm y un peso de 32 gramos

Segundo paso: bayeta ligeramente humedecida con agua

Para limpiar una pizarra blancas cuando la tinta ya se ha secado por completo, necesitamos humedecer una bayeta de fibra en un poco de agua y pasarla por toda la pizarra. Los trazos recientes se eliminarán por completo.

Si no queremos manchar trapos o bayetas, también podemos utilizar papel higíenico o papel de cocina, pero eligiendo solo el que esté formado por capas gruesas. De lo contrario llenarás toda la pizarra de restos de celulosa que te costará eliminar.

Para culminar esta operación, también puedes utilizar algodón desechable.

¿Aún no has conseguido eliminar los trazos más persistentes? Continua leyendo.

limpiar una pizarra blanca con alcohol

El mejor remedio: limpiar pizarra blanca con alcohol isopropílico

Cuando tenemos trazos que han permanecido mucho tiempo en la pizarra blanca, llega el momento de utilizar el mejor remedio, el alcohol isopropílico.

Ten en cuenta que hay 3 tipos de alcohol, y no todos ellos actúan de la misma manera:

  • Alcohol isopropílico: utilizado para limpieza
  • Alcohol metílico: conocido como alcohol de madera o metanol, utilizado como disolvente, anticongelante y combustible.
  • Alcohol etílico: conocido como etanol, el desinfectante que utilizamos para heridas o que bebemos en bebidas alcohólicas.
El alcohol etílico 96º que compramos en farmacias es igual que el alcohol de bebidas, pero el problema es en la mayoría de ocasiones lleva agentes tensioactivos y desinfectantes, como cloruro de benzalconio, elementos tóxicos en ingestión. En cualquier caso, ¡nunca bebas alcohol de desinfectar!

A partir de aquí, el alcohol que mejor funciona para limpiar una pizarra blancas es el alcohol isopropílico. No lo utilizaremos en puro si no que lo mezclaremos a partes iguales con agua.

Pasaremos un paño impregnado en la solución por toda la pizarra hasta eliminar por completo todos los trazos. Esta operación la podremos realizar 1 vez por semana en caso de uso intensivo de la pizarra.

Si no tienes alcohol isopropílico, el alcohol etílico también puede funcionar como apaño. Incluso el limpiador de cristales habitual también puede funcionarnos. Es cuestión de probar. En cualquier caso, evita limpiadores que lleven cera entre sus ingredientes, ya que forma una película que dificulta escribir con rotuladores y, especialmente, la futura limpieza.

Alcohol Isopropílico 99,9% 1000ml | IPA de Limpieza | Ideal para limpieza para componentes electrónicos
  • El alcohol isopropílico o también llamado isopropanol o 2-propanol es un líquido a base de alcohol quirúrgico o etanol. Este alcohol gracias a sus propiedades de limpieza y desinfección, es utilizado para limpiar componentes electrónicos y todo tipo de superficies ya que elimina la suciedad fácil y efectivamente.
  • El alcohol isopropílico también puede usarse para la limpieza de equipos informáticos. Todos sabemos que los equipos electrónicos y el líquido no se llevan bien, por eso es tan bueno el isopropanol.
  • Se utiliza en la limpieza de lentes de objetivos fotográficos y contactos de aparatos electrónicos, ya que no deja marcas y es de rápida evaporación. También se puede utilizar para eliminar las manchas de la mayoría de los tejidos, madera, algodón, etc.
  • Este alcohol nos ayudará a acabar de eliminar los restos de suciedad y moho que quedan entre las baldosas de baños y cocina, también en las persianas. Se aplica con un trapo húmedo. Además, siendo desodorizado, es decir, que no tiene olor, también se le puede añadir algún otro producto de limpieza que añada un extra de olor para conseguir ese "olor a limpio" que a muchas personas les gusta.
  • Fabricado en España | Envio express

Lo más fácil: limpiar una pizarra blanca frecuentemente

Uno de los mayores consejos que podemos dar es intentar limpiar la pizarra blanca después de cada uso. De esta forma evitaremos que los trazos del rotulador se sequen por completo y luego sea más complicado eliminarnos.

Entre clase y clase o al finalizar el día, si puedes eliminar todo lo dibujado es la opción más recomendable. Después, antes del fin de semana, podemos utilizar tanto el paño con agua como el paño con alcohol isopropílico.

¿Cómo limpiar la pizarra si he utilizado un rotulador permanente?

Cuando por error (o por malicia) hemos utilizado un rotulador permanente, la cosa cambia, y mucho.

Por eso se llaman permanentes.

Para solucionar esto, el alcohol isopropílico puede funcionar, aunque dependiendo de la calidad del rotulador (y de la presión al dibujar), podremos limpiar el trazo por completo o no.

Buscando soluciones más drásticas, podemos usar disolvente universal. Este producto lo podemos encontrar con facilidad en droguerías, tiendas de bricolaje y grandes supermercados, e incluso el disolvente de uñas puede servir.

En los casos más extremos donde ningún producto sirva, podemos utilizar el siguiente truco.

Repasamos el trazo con un rotulador específico para pizarra blanca. De esta forma intentaremos mezclar ambas tintas para facilitar su eliminación. A continuación utilizamos de nuevo el disolvente universal o el alcohol isopropílico y, frotando generosamente, intentamos eliminar el trazado.

Seguro que con esto tenemos una pizarra blanca impoluta lista para trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.