limpiar una plancha de cocina

Limpiar una plancha de cocina de hierro es más fácil de lo que piensas. No hay que utilizar productos especiales ni cepillos o estropajos de metal ni cosas por el estilo. Es todo mucho, mucho más sencillo pero hay un secreto. En limpiapedia te lo contamos.

Acabas de invitar a unos familiares o amigos, has preparado una estupenda cena con un plato fuerte de verduras plancha como guarnición de un buen chuletón de carne madurada de vaca vieja en tu plancha.

Acabas, todos se van. La plancha está fría con todos los restos quemados de esa fabulsoa cena. ¿Cómo limpiamos eso? ¿Lo dejamos a “remojo” con jabón hasta la mañana siguiente? ¿qué tendría que hacer la próxima vez que haga una cena, limpiar la plancha de cocina al instante?

Pongámonos en otro planteamiento. Me quiero comprar una plancha de cocina eléctrica o de gas. ¿Es difícil limpiar una plancha de cocina de este tipo? ¿Qué productos debo utilizar para limpiarla?

En esta guía de contamos qué debes hacer para limpiar una plancha de cocina, para que su vida útil no merme por un mal cuidado. Recuerda que estas planchas se pueden oxidar, astillar, perder la capa antiadherente… Para evitar todo este hay que tener un mínimo mantenimiento.

¿Es complicado el mantenimiento de una plancha?

Por supuesto que no. Es mucho más sencillo de lo que parece y no hay que recurrir a cosas como cepillos, jabones fuertes o cosas así. Lo importante es saber echar el aceite correcto y en su cantidad para que la comida no se peque, se agarre por el excesivo calor y se peque quemándose sin remedio durante todo el tiempo que tenemos la plancha encendida cocinando.

Lo primero de todo. Cómo limpiar una plancha de cocina de gas o eléctrica antes del primer uso

Por muchas ganas que tengas de empezar a cocinar verduras  a la plancha o ricas carnes, antes debes hacer una limpieza inicial. Piensa que es un elemento que ha salido de una fábrica y puede tener algún resto, o simplemente partículas de los protectores de embalaje.

  1. Llena un balde con agua caliente
  2. Vierte un poco de jabón lavaplatos
  3. Con una esponja suave pasa toda la superficie.
  4. Sécalo con un trapo suave de algodón o papel de cocina a conciencia.
  5. Déjala unas horas al aire para que cualquier resto de agua se evapore.

Curar un plancha de cocina de gas (de hierro). No hacer en antiadherentes

Aunque pueda parecer raro, la curación de una plancha de cocina de hierro es un paso esencial para luego facilitar una limpieza sencilla. Lo mismísimo ocurre con los Wok de hierro hay que curarlos.

  1. Ehca unas 2 o 3 cucharas soperas de aceite a la plancha. Frota y esparce el aceite por toda la superficie de la plancha con papel de cocina. Con esto crearemos una fina capa de aceite por toda la superficie. Si tu plancha tiene laterales, también
  2. Enciende la plancha al máximo y verás que el aceite empieza a humear y el hierro cambiar de color. Tranquilo que no se está quemando el hierro. Estamos creando la capa de curado sobre la plancha. Deja el calor unos 10 minutos.
  3. Deja enfriar un poco y repite el proceso 2 veces más.
  4. Apaga la plancha y deja que se enfríe del todo. Habrás terminado con una plancha de color marrón muy oscuro casi negro.

Si el curado está bien hecho, cuanto más cocines, “menos” tendrás que limpiar la plancha de cocina.

¿Cómo limpiar una plancha de cocina de hierro ya curada una vez termine de usarla?

  1. Deja enfriar la plancha una vez acabes de cocinar.
  2. Raspa la superficie. Las espátulas de metal de plancha son muy buenas para esto.
  3. Elimina toda la suciedad que has sacado y pasa un papel de cocina para eliminar los restos.
  4. Si se te ha agarrado bastante comida puedes echar un poco de agua caliente para aflojar, pero si la has curado bien no debería pasar esto. Olvídate del jabón.
  5. Frota suavemente con un trapo una vez elimines todo.
  6. Enjuaga con agua caliente otra vez para terminar de limpiar. Sécalo bien con un trapo o papel de cocina. Es importante que no quede nada de humedad.
  7. Ahora echa unas gotas de aceite de oliva sobre la plancha y espárcelo con papel de cocina por toda la plancha. Que quede recubierta por todos lados. El aceite protegerá la plancha de hierro del óxido.

¿Cómo limpiar una plancha de cocina ya oxidada? ¿Se puede recuperar?

Sí, claro que se puede, pero tendremos que eliminar la capa de óxido. Para ello necesitarás:

  • Guantes resistentes al calor.
  • Espátula metálica
  • Aceite de oliva o girasol o cualquier aceite vegetal.
  • Papel de cocina.
  • Piedras de limpiar parrillas
Cleaning Block 10016EI Bloque para Limpieza de Parilla, 12 Unidades
  • Elimina la grasa y suciedad más incrustada
  • Limpieza rápida y efectiva
  • Ecológico, hecho a partir de materiales reciclados
  • Limpieza sin gases tóxicos ni olores
  • Se adapta a la parrilla

Vamos a ello:

  1. Enciende la plancha al máximo, en seco aunque te pueda parecer una burrada. Conseguiremos aflojar parte del óxido.
  2. Ponte los guantes, agarra el rascador de metal y sin piedad ve arrancando el óxido. Quita todo lo que puedas hasta que veas que ya por mucho que raspes no quitas mucho más.
  3. Deja enfriar la plancha y retira todo el óxido que has quitado con el rascador.
  4. Vierte unas 3 o 4 cucharas soperas de aceite de oliva y espárcelo por toda la superficie.
  5. Con la piedra de parrilla frota con el aceite. Olvídate de los cepillos. Las piedras de limpiar parrillas de barbacoa son muchísimo más efectivas. Frota de forma homogénea y con paciencia porque hay que pasar muchas veces la piedra para ir rascando todo el óxido.
  6. Pasa papel de cocina para eliminar restos. Vuelve a repetir la operación anterior 1 o 2 veces más hasta que vayas viendo que no queda óxido. Si al ir frotando ves que el aceite se va yendo, no dudes en añadir un poco más.
  7. Limpia todo bien con papel de cocina.
  8. Vuelve a realizar los pasos de curado que te hemos contado al principio del artículo.

Conservación de la plancha en buen estado después de su limpieza.

Dependiendo del espacio que tengas y la facilidad de acceso al exterior e interior, deberás mover más o menos la plancha de sitio. Pero una cosa es segura, si quieres guardar la plancha para que no se estropee, esta debe estar en un lugar fresco y seco para evitar el óxido. No pongas objetos sobre ella y cúbrela con una sábana vieja, una lona que tengamos por ahí que no usemos para que no acumule polvo y protejamos la superficie de golpes y arañazos.

Qué no debes usar para la limpieza

Como verás, si el curado de la plancha de hierro está bien hecho, no te hará falta ni si quiera jabón para lavarla adecuadamente. No uses productos abrasivos ni fuertes para limpiar planchas de cocina de hierro. Acaban estropeándose.

Cómo limpiar otros elementos del hogar

LIMPIAR EL PLATO DE DUCHA
LIMPIAR TARIMA FLOTANTE
LIMPIAR CRISTAL DE CHIMENEA
LIMPIAR PLANCHA DE COCINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.