Limpiar oro

La joyería es un elemento decorativo inseparable del ser humano.  Muy a menudo hecho de materiales preciosos como el oro y plata.  Con el paso del tiempo, el mayor problema es que estos metales pueden perder su brillo original y requieren de unos tratamientos específicos para recuperar su atractivo.

Con los remedios caseros adecuados, puedes limpiar fácilmente tus joyas de oro y hacer que brillen de nuevo rápidamente, ¡lo prometemos!

¿Por qué ensucia el oro?

El oro puro está completamente protegido contra el deslustre. Cuanto mayor sea el contenido de oro en las joyas, es más probable que permanezcan intactas. Sin embargo, a menudo se añaden metales que reaccionan con el sulfuro de hidrógeno en el aire.

Así es como empieza.

Además, hay depósitos de cremas, escamas de piel o incluso polvo y suciedad. Se asientan en la superficie de las joyas de oro y el metal parece gastado. Esto es molesto, pero normal.

Causas del oro ennegrecido

Como explicamos anteriormente, el oro puro tiene un color amarillo claro y un brillo claro, no se oxida en el agua ni en el aire.

Sin embargo, la presencia de, por ejemplo, cobre en la aleación, puede contribuir a la formación de una pátina natural (revestimiento gris verdoso).

Expuesto a condiciones climáticas desfavorables como la humedad y los rayos del sol, el uso de cosméticos (lociones, lacas para el cabello, perfumes) y detergentes domésticos y el cloro (por ejemplo, en la piscina) pierde su aspecto noble y atractivo color.

Las actividades cotidianas como limpiar, cocinar, lavar, fregar los platos y bañarse tienen un impacto negativo en las joyas de oro.

Todos los días la suciedad en forma de polvo y basura entra en pequeños huecos.

El oro es un metal blando. Para limpiarlo, no utilices objetos duros y afilados que puedan rayarlo. Frotar y raspar intensamente destruye permanentemente el recubrimiento.

Para limpiar el oro, utiliza paños delicados, de franela o algodón y cepillos de dientes con cerdas suaves (preferiblemente los destinados a niños).

Recuerda no remojar anillos, pendientes y otras joyas con piedras artificiales o reales, cuero o elementos de madera directamente en agua.

Limpia en la mano los artículos dorados con adornos adicionales con agua y un detergente suave, evitando elementos adicionales.

Cómo limpiar oro

Cómo limpiar oro para sacar el máximo brillo

No tienes que llevar tus joyas de oro al joyero ni usar agentes de limpieza especiales. Hay sencillos consejos y trucos sobre cómo limpiar joyas de oro. Estos son los mejores remedios caseros:

Limpiar oro con jabón para platos

  • Pon un poco de lavavajillas en agua tibia y sumerge las joyas brevemente en él.
  • Con un cepillo de dientes suaves, puedes eliminar con cuidado la suciedad de las joyas de oro.
  • Después de la limpieza, las joyas deben secarse con un paño.

Limpieza de oro con pasta dental

La suciedad rebelde se puede eliminar con un poco de pasta de dientes:

  • Nuevamente, coge un cepillo de dientes suave y frótalo en tus joyas de oro con una ligera presión.
  • Luego enjuaga con agua tibia y seca.

Dar brillo con levadura en polvo

  • Para limpiar el oro, simplemente necesitas 1 cucharadita de polvo de hornear y un paño de limpieza para oro (alternativamente, también puedes usar un paño de microfibra suave).
  • Pule tus joyas durante unos minutos y luego enjuágalas con agua tibia. ¡No olvides secarte!

Uso de papel de aluminio

  • Puedes poner papel de aluminio en una cacerola para una limpieza
  • Llénala de agua caliente y un poco de sal.
  • Pon las joyas de oro en él durante unos 5 a 10 minutos.
  • Saca las joyas y luego enjuágalas.
  • Púlelas con un paño de microfibra o un paño de limpieza de oro.

Notarás que tu oro vuelve a brillar. Si hay piedras preciosas en sus joyas de oro, este método nunca debe usarse.

No utilices sustancias químicas agresivas, alcohol o abrillantador de plata bajo ninguna circunstancia. El agua debe estar a lo sumo tibia, hirviendo podría provocar deformaciones.

Con el metal precioso, depende del contenido de oro. Cuanto más baja sea la aleación, más a menudo debes limpiarlo.

Para mantener tus joyas brillantes, debes limpiarlas una vez a la semana. Si no puedes hacer esto a tiempo, al menos deberías hacerlo con regularidad.

Limpiar oro con bicarbonato

Este remedio casero funciona igual que el bicarbonato de sodio. Necesitarás 1 cucharada de agua y 1 cucharada de bicarbonato de sodio.

  • Frota tus joyas de oro con bicarbonato de sodio, déjalas en remojo brevemente y luego enjuágalas.
  • Después de secar con un paño, el brillo vuelve rápidamente.

Limpiar oro con ultrasonidos

En general, las joyas hechas con gran detalle deben ser limpiadas profesionalmente por un joyero.

Existen dispositivos ultrasónicos especiales para limpiar joyas, cuyas ondas deberían llegar incluso a los lugares más delicados. Pero no todos los artículos preciosos son adecuados para esto.

Normalmente, se utiliza un dispositivo de limpieza para limpiar vasos. Pero el baño de limpieza también es perfecto para tus joyas de oro.

Para hacer esto, agrega agua con una gota de detergente y agrega tus joyas.

Una pasada de limpieza por ultrasonidos disponible comercialmente solo cuesta de dos a tres minutos: las ondas ultrasónicas hacen vibrar las joyas y los depósitos simplemente se desprenden. Después todo lo que necesitas hacer es secar tus pertenencias con un paño suave.

Otros productos para limpiar oro

Hay muchos limpiadores de oro, plata y joyas. Sin embargo, después de tomar una decisión de compra, surge la pregunta: ¿cuál elegir o cuál será el mejor?

Muy a menudo, podemos encontrarnos con el agente de limpieza de oro y plata Connoisseurs, Brilliant, Diamond Dazzle (cepillo de cerdas con limpiadores micro-finos, para el oro) o el líquido concentrado para limpiar oro, es decir: limpiador concentrado para piedras Blitz.

La solución ultrasónica y los paños de limpieza especiales también son populares. Con varias opciones para elegir, el uso de la Solución ultrasónica iSonic parece ser el más confiable.

El producto de Connoisseurs es un limpiador de oro probado recomendado por muchos usuarios.

Connoisseurs Paño Limpiador de Joyas - Adecuado para Plata y Oro - Escudo Antioxidante para Restaurar el Brillo - 25 Toallitas Secas no Tóxicas
  • TRATAMIENTO DE BELLEZA PARA JOYAS: Limpiador de joyas y tratamiento de belleza para todos los metales, Oro, Plata, Platino, Diamantes y Piedras Preciosas
  • CAJA COMPACTA Y ACCESIBLE: Las toallitas para joyas de Connoisseurs vienen en una caja compacta conveniente y fácil de abrir que facilita la limpieza de las joyas de oro y plata en cualquier lugar, en cualquier momento
  • ESCUDO ANTI EMPAÑAMIENTO: Las toallitas para joyas Connoisseur contienen un escudo anti-empañamiento para ayudar a que sus joyas retengan su brillo y lustre
  • NO TÓXICO: Las toallitas Connoisseur son secas, desechables y no tóxicas, cada caja contiene 25 toallitas que son rápidas y fáciles de usar. 2.875 "x 3.625" (7.3 cm x 9.2 cm)
  • LA PROMESA DE CONNOISSEURS: En Connoisseurs entendemos cuán preciosa es la joyería y nos esforzamos por ofrecer los mejores productos de cuidado que el dinero puede comprar. El compromiso continuo de los conocedores con la excelencia ha asegurado que nuestra marca sea la mejor opción para el cuidado de sus joyas más preciadas

Por ejemplo, en las subastas en línea populares, al ingresar la frase «limpiar plata y oro», el 70% de los resultados muestran esta medida.

También podemos intentar limpiar joyas u otras superficies ligeramente sucias con uno de los métodos menos invasivos: un paño especial. Cuesta un bajo valor, por lo que vale la pena probarlo.

¿Cómo se limpia el oro blanco?

Por supuesto, lo mejor es utilizar un joyero especializado en oro blanco de vez en cuando. Pero siempre vale la pena saber cómo limpiar el oro blanco tú mismo, sin incurrir en costes demasiado altos y perder tiempo en visitar una joyería.

En primer lugar, recuerda no usar abrasivos demasiado fuertes: no limpies el oro blanco con un cepillo de dientes con pasta de dientes o bicarbonato de sodio, porque puede rayar la superficie del adorno.

Así que preparémonos con un paño suave y una esponja, y en lugar de frotar, pulir, es la mejor forma de limpiar el oro blanco, utiliza una solución de amoniaco.

Basta con sumergir las joyas en él, esperar unos instantes, sacarlo y pulirlo. ¡Brillo anterior garantizado!

Otros artículos de limpieza de materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.