limpiar los oídos

Cómo limpiar los oídos de forma higiénica

El exceso de cera en el oído puede ser una situación incómoda y considerada como una situación de mala higiene, sin embargo, esto es totalmente falso, ya que el cerumen producido en el interior de tu oído cumple funciones protectoras contra las bacterias y el polvo.

Debido a la falsa creencia de que el cerumen en los oídos es causa de mal higiene, alguna vez hemos cometido graves errores como utilizar los famosos bastoncillos.

En este blog encontrarás información acertada de cómo limpiar los oídos, cómo quitar la cera de los oídos y como afecta el uso de bastoncillos a nuestros oídos. ¡Continúa leyendo!

Cómo quitar la cera de los oídos

Existen diversos métodos para limpiar la cera de oídos. Te enseñamos las opciones menos peligrosas y más efectivas:

Productos Farmacéuticos

En la farmacia podrás encontrar un sinfín de productos que te ayudarán en la limpieza de tu oído, incluso algunos sin receta médica, sin embargo, te recomendamos consultar con un especialista previamente para descartar alguna infección de oído o patología semejante.

La glicerina carbonada es uno de los productos recomendados y seguros para la limpieza de tus oídos.

Calienta el frasco en un microondas por  40 seg, acuéstate de lado y aplica algunas gotas en tu oído manteniéndote en esa posición por 5 min. Realiza este procedimiento  con cada oído.

Repite este procedimiento durante 2 semanas, 2 veces al día.

Limpiador de orejas, eliminador de ceras de oídos, productos para ceras de oreja, contra estreñimiento en el canal auditivo, limpieza suave para niños y adultos
  • 1. Efecto de microespuma con eliminación segura y eficaz de la cera.
  • 2. Eliminación de cera gotas, eficaz para evitar y aliviar el oído exterior.
  • 3. Se utiliza para limpiar la inflamación, aliviar el picor y evitar una infección.
  • 4. Limpia fácilmente el oído con microespuma.
  • 5. Nuestras suaves fórmula homeopática se fabrican con todos los principios activos naturales. No se conocen efectos secundarios y no se contradicen con los medicamentos que se toman.

Gotas de Aceite Mineral

Una de las formas caseras radica en aplicar de 2 a 3 gotas en cada oído de aceite natural como el aceite de almendras, oliva o aguacate. La función de este método será semejante al método anterior,

Irrigación médica para limpiar los oídos

Si posees problemas intensos, te recomendamos acudir con un especialista, quién podría recomendarte la irrigación, la cual consiste en utilizar un instrumento que emite agua al interior del oído para eliminar el cerumen.

Aunque este método podría ser efectivo, también podría ser incómodo y  dañino para tu tímpano.

Uso de microsucción

Este es también un procedimiento realizado por un médico. Consiste en  utilizar un microscopio para visualizar el interior del oído y aspirar la cera progresivamente con ayuda de un pequeño instrumento. Es una de las técnicas más seguras y efectivas.

Limpiar los oídos de cera

Qué no hacer para limpiar los oídos

Existen diversos errores que se suelen cometer a la hora de limpiar los oídos. Uno de ellos es  el uso de bastoncillos de plástico, lo que se considera un gran error para la salud de los oídos, ya que al introducirlos lo que realmente se hace es empujar el cerumen hacia el interior y compactarlo.

Lo anterior puede traer complicaciones, que van desde la creación de tapones que pueden provocar dolor hasta infecciones por acumulación de cerumen. En caso de padecer o crear un tapón, se recomienda visitar un médico y no intentar removerlo en casa.

Así mismo, el uso de bastoncillos puede provocar la perforación del tímpano, lesiones en los tejidos blandos o acumulación de restos de algodón en el interior del oído.

Además, no se recomienda el uso de sprays o agua en el interior del oído, ya que la humedad podría crear un medio ideal para infecciones.

Tampoco se recomienda la introducción de objetos externos dentro del canal auditivo como lápices, agujas, ganchos de pelo entre otros. Recuerda que el cerumen no es signo de mala higiene, este solo ayuda a proteger la entrada de polvo y bacterias al interior del oído.

Cómo sacar agua de los oídos

Inclina tu cabeza

Esta es una de las primeras maniobras que debes realizar inmediatamente. Aguanta la mayor cantidad de aire en tu boca y luego realiza movimientos hacia los lados con tu cabeza, por último mantenla inclinada hacia tu hombro.

Gravedad

La gravedad podría ayudarte a drenar el agua de tu oído. Pon una toalla y acuéstate de lado durante 5 minutos. La toalla te ayudará a absorber el agua que drena de tu oído.

Forma un sello hermético

A través de este método podrás crear un sello hermético que podría ayudar a expulsar el agua. Realiza los siguientes pasos:

  1. Inclina tu cabeza hacia un lado y pon la palma de tu mano en el oído, evitando cualquier espacio libre que pueda dar fugar de aire.
  2. Presiona tu mano sobre tu oído de manera delicada y con movimientos continuos realiza presión hacia atrás y hacia adelante.
  3. Lleva tu cabeza hacia abajo y deja que el agua sea expulsada.

Gotas de alcohol y vinagre

El alcohol podría estimular la evaporación del agua en el oído, así como impedir infecciones.  Por su parte, el vinagre puede ayudar a expulsar el cerumen.  Por ello, puedes realizar el siguiente procedimiento:

  • Pon en un gotero estéril partes iguales de alcohol y vinagre.
  • Aplica de 3 a 4 gotas en el oído.
  • Frota suavemente el pabellón auricular.
  • Espera un minuto con la cabeza inclinada hacia el oído afectado.

Evita el uso de este método si presentas infección ótica, perforación del tímpano, conductos de timpanostomia.

Consulta un especialista

A través de una valoración previa, el especialista podrá indicarte qué tipo de gotas óticas usar. La mayoría están elaboradas a base de alcohol, lo que ayuda a reducir la humedad y retirar el cerumen.

Qué no hacer cuando hay agua en los oídos

Si los métodos descritos anteriormente no funcionan, consulta al especialista y no introduzcas algodones, bastoncillos, tu dedo o cualquier otro objeto en el interior de tu oído, ya que podrías empeorar la situación de la siguiente forma:

  • Recoger bacterias al interior de tu oído y causar una infección.
  • Empujar el agua más adentro de tu oído, lo que producirá más dolor y dificultará su salida.
  • Lesionar tu conducto auditivo
  • Lacerar tu tímpano

Cómo evitar la entrada de agua en los  oídos

  • Evita el agua directa sobre tus oídos mientras te duchas.
  • Utiliza tapones o gorro en la piscina o playa.
  • Seca bien el exterior de tu oído al tener contacto con el agua.

Otros artículos sobre higiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.