Limpiar cromados

Si quieres devolverle el brillo a tus utensilios cromados o si buscas poner a relucir tu coche o moto, existen maneras para limpiarlos. El cromo es un metal que se puede dañar y manchar fácilmente si no se cuida adecuadamente.

Existen distintas formas para limpiar cromados de cualquier superficie, devolviéndoles su brillo, aprovechándolas nuevamente. Aquí te mostraremos todas las maneras menos abrasivas para limpiar todo lo cromado que puedas tener, desde menaje hasta coche y motos.

Trucos para limpiar cromados dorados

Siempre es una difícil tarea mantener limpios las superficies doradas, que se puede simplificar siguiendo ciertas técnicas no abrasivas. Los metales cromados dorados pueden ser limpiados fácilmente en la comodidad de tu casa.

Para limpiarlos se deben sumergir en agua mezclada con amoniaco al 50%. Se deben dejar reposar y esperar que el compuesto tome un color azul verdoso.

Este método es tan eficiente que verás cómo la suciedad se queda en la mezcla preparada. Todo lo dorado quedará completamente limpio y brillante.

Después de sacarlos de la mezcla, se dejan reposar unos segundos, se enjuagan con abundante agua y luego se secan de forma exhaustiva. Una recomendación es aplicarle barniz incoloro en spray para metales. De esa forma quedarán limpios por más tiempo.

Liquitex Professional - Barniz en spray de 400 ml, transparente
  • Tecnología a base de agua bajo nivel de olor
  • Incluye aerosol de 400 ml de producto acrílico
  • Forma una superficie dura, flexible, no adherente que no amarillea y es resistente al agua
  • Mezclable con acrílicos y médiums Liquitex Profesional
  • No se puede eliminar y permanente

Otro método que se puede realizar es la siguiente:

Se cubre un recipiente con papel aluminio, se llena de agua lo más caliente posible y se va echando poco a poco bicarbonato de sodio. Mientras más concentrada quede la mezcla, mejor efecto de limpieza tendrá.

Se sumergen los objetos cromados dorados y se dejan limpiar por un momento, luego se deben sacar y secar muy bien. De esa manera, le devolverás lo reluciente a tus objetos dorados.

Cómo limpiar cromados

Limpiando cromados oxidados

El cromo de por sí es una capa protectora para otros metales. Teniendo eso en mente, el óxido se produce por el material debajo del cromo. Para eliminar el óxido que aparece en los objetos cromados, existen distintas técnicas sencillas.

Limpiar cromados usando papel de aluminio

El aluminio es más suave que otros metales, lo cual lo hace perfecto para limpiar superficies cromadas oxidadas. Este no producirá ningún rayón en el cromado ni en el metal debajo de él.

Primero se debe enjuagar la superficie con agua jabonosa y una esponja o trapo, de modo que eliminemos todos los residuos en ella. También se puede utilizar vinagre u otros compuestos para el inicio de su limpieza.

Después de la limpieza, remojas el papel aluminio en agua, preferiblemente con sal, para acelerar el proceso químico. Lo mejor es utilizar un papel de un tamaño conveniente para poder limpiar cromados sin problemas.

El papel aluminio se debe restregar muy bien sobre la superficie  oxidada, para de esa forma podrás quitar el óxido. Después de frotar bien, sin hacer mucha presión, se deben eliminar los residuos que pueden quedar pegados a la superficie, utilizando un paño.

Para terminar, se debe enjuagar y secar muy bien el objeto cromado, eliminando definitivamente los residuos de cromo.

Limpiar cromados usando un ácido suave, cera o aceite para cromos

Se puede utilizar refresco de cola, zumo de limón, un ácido suave o cera para cromo. El uso de aceite es una opción más económica.

El proceso de limpieza es el mismo para este, independientemente del líquido que utilices, empezando eliminando la suciedad sobre la superficie.

Si utilizas un ácido suave, se recomienda dejarlo reposando en él al menos durante 15 minutos, para que haga efecto. De igual manera, se debe mojar por completo el objeto.

Para la cera o el aceite, se debe aplicar el compuesto directamente en una esponja de lana de acero o en un cepillo de alambre.

Luego, se quita el óxido restregándolo con la esponja abrasiva, de lana de acero o de lana de latón.

Dependiendo del nivel de óxido, se tendrá que aplicar más o menos presión para conseguir despegar el óxido.

Hay que tener cuidado con lo que frotamos los objetos cromados oxidados, tratando de no rayarlos en lo posible.

Para finalizar, se debe limpiar con abundante agua el objeto cromado, utilizando un detergente de confianza en caso de haber usado un ácido suave. Para la cera o aceite, solo se debe enjuagar con abúndate agua limpia.

Se seca por completo, nos fijamos que no queden zonas con óxido, y si es así, se repite el proceso.

Limpiar cromados en casa

¿Cómo abrillantar cromados? Devuelve el brillo a todo

Existen distintos artículos especializados para darle brillo a los objetos cromados, como cera, que actuará de forma instantánea.

Es importante no utilizar cualquier sustancia para abrillantar cromados porque pueden dañar la superficie.

Otra forma de sacar el brillo es utilizar una pasta con ceniza o harina y agua. Se debe echar en toda la superficie del objeto, dejándola secar, para luego frotarla con un paño para eliminar la mezcla.

De igual manera, se puede mojar un trapo con vinagre de manzana o con vaselina para dejar relucientes y atractivos todas tus superficies cromadas.

Limpiar cromados de coche o moto

Para empezar, se debe usar un limpiador multiusos para eliminar la suciedad sobre el cromado del coche, para luego aplicar cualquier producto de tu preferencia.

Se recomienda utilizar un paño de microfibras para evitar rayar la superficie cromada. Se aplican unas pocas pulverizaciones del compuesto, se frota el cromado de forma suave y en círculos, para dejar como nuevo tu coche.

También se puede aplicar directamente el compuesto en el paño de microfibras, para ir poco a poco eliminando la suciedad acumulada sobre el cromado. Una recomendación es ir de zona en zona limpiando la superficie, de modo que sea más precisa la limpieza.

La limpieza de cromados de coches o motos es una tarea muy fácil si se cuenta con el componente correcto. Se debe tener en cuenta que se debe eliminar el exceso del artículo de limpieza enjuagando con agua y jabón. Se puede aplicar también un pulimento.

De esa forma, le devolverás el brillo al cromado de tu coche, renovando la imagen de tu vehículo.

Otros artículos sobre limpieza de materiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.