Limpiar con vaporeta: cómo obtener los mejores resultados

Limpiar con vaporeta

Lejos de los productos químicos tóxicos, la limpieza con vapor es una de las formas de desinfección más limpias y ecológicas que existen. Limpiar con vaporeta permite acceder a zonas complicadas y desincrustar zonas cubiertas de grasa que, de otra manera, tendríamos que utilizar cepillos duros y productos abrasivos.

Las posibilidades de limpieza con la vaporeta son altísimas, ya que se adapta a la mayoría de los materiales que podamos manejar en casa. Madera, colchones, plásticos, metales y una larga listada de ejemplos que podemos limpiar con este utensilio que, sin duda, se amortiza en muy poco tiempo.

En este artículo queremos contarte cuáles son las posibilidades de limpiar con vaporeta y los materiales compatibles. Su uso es muy sencillo y además ahorra mucho tiempo en la rutina diaria de nuestro hogar.

Limpiar con vaporeta superficies

Cosas a tener en cuenta al limpiar con vaporeta

Antes de nada, vamos a realizar una breve introducción a tener en cuenta cuando se limpia con vaporeta.

  • Limpiar con vapor no elimina la suciedad, sino que la despega y facilita enormemente su limpieza. Por ello, tendrás que pasar un trapo de microfibra después de usar la vaporeta.
  • Si vives en una zona con aguas duras (depósitos de calcio, carbonatos y otros minerales) es recomendable utilizar agua destilada para alargar la durabilidad del aparato.
  • Cuidado con el manejo, ya que se pueden obtener vapor a altas temperaturas que podría quemarnos.
  • Ante dudas de si utilizarlo o no en determinadas zonas, haz una prueba en alguna esquina y comprueba resultados.

Materiales que no puedes limpiar con este aparato

  • Paredes pintadas
  • Instrumentos musicales
  • Productos hechos de cartón o papel
  • Tejidos como seda
  • Antigüedades
  • Productos hechos de cera (velas o figuras)

¿Qué puedo limpiar con vaporeta en casa?

Frente a los materiales mencionados anteriormente, se abre una gran listado de utensilios, mobiliario y materiales que pueden se pueden limpiar con vaporeta. Vamos a dar una pequeña descripción de cada uno de ellos.

Grasa acumulada en hornos y campanas extractoras

Sin duda alguna, la cocina es la zona de la casa donde más grasa se acumula. Poder ablandarla con la vaporeta para su posterior eliminación es una tarea sencilla con la vaporeta.

El horno y la campaña extractora son las partes más sensibles a la acumulación de grasa, y puede ser perfectamente limpiadas con este instrumento.

Para ello, aplicaremos el vapor directamente sobre todas las esquinas y superficies del horno y la campana. Podemos hacerlo sobre el cristal, la rejilla metálica, las bandejas y, en general, por todas las superficies. En pocos minutos, la grasa se derrite y se limpia sin esfuerzo alguno con una bayeta de microfibra.

Y todo esto sin haber utilizado ningún producto desincrustante abrasivo.

Blanquear juntas de azulejos

Las juntas de los azulejos es una zona donde se acumula grasa y polvo que, con el tiempo, se oxida y se vuelve negra. Eliminarla es complicado y se utilizan cuchillos o materiales afilados sin conseguir los mejores resultados.

Limpiar con vaporeta hace que se eliminen todos los restos de suciedad acumulados dada la presión y temperatura con la que se trabaja.

Las juntas que contengan silicona, como las que se utiliza habitualmente en el baño, podemos utilizar la vaporeta pero es recomendable no dejar mucho tiempo aplicado en una zona, para evitar que la temperatura del vapor llegue a hacer saltar la silicona.

Posterior a trabajar las zonas que queramos limpiar, fregamos como habitualmente lo hacemos y notaremos grandes resultados en las juntas.

Desinfección de superficies

Aunque una zona esté aparentemente limpia, puede contener millones de bacterias, hongos y ácaros que, a la larga, pueden ocasionar alergias respiratorias y problemas graves. El amoniaco o la lejía son productos químicos con potencial desinfectante, pero tienen desventajas por ser irritantes, manchar la ropa, impregnar de olor la casa, etc.

Frente a estos productos, podemos limpiar con vaporeta, ya que la temperatura de vapor alcanzada elimina un altísimo porcentaje de estos microorganismos. Por otra parte, también hay zonas donde no nos interesa utilizar productos químicos, como en el horno, frigorífico, microondas o en la habitación de los niños pequeños.

Limpiar vaporeta el frigorífico

El frigorífico, por ser un electrodoméstico usado diariamente, suele acumularse suciedad y restos de alimentos en las esquinas. Igualmente, también se queda grasa pegada o suciedad nada fácil de eliminar.

Una o 2 veces al año es recomendable hacer una limpieza completa del frigorífico, quitando todos los alimentos y limpiando, bandeja por bandeja, descongelando el hielo formado. Para conseguir resultados rápidos y evitar que pueda estropearse, podemos utilizar la vaporeta en esta operación.

El vapor y las altas temperaturas alcanzadas derretirán el hielo del congelador, limpiará todas las superficies con facilidad y desinfectará cualquier punto recóndito.

Para hacer esta operación, lo más recomendable es no sobrecargar el compresor y desenchufarlo, limpiando el frigorífico en vacío y con tranquilidad.

Una vez hayamos pasado la vaporeta por todas las superficies, limpiaremos con un paño húmedo recogiendo el agua que haya podido formarse.

Desinfecta todo el baño 

El baño también es otra parte de la casa donde se acumula mucha suciedad y, especialmente, donde más habitantes microscópicos no deseados podemos tener en la casa. Por tanto, desinfectar con la vaporeta es una acción recomendable, llegando a todos los recovecos que de otra forma sería imposible acceder.

Para ello, aplicaremos vapor sobre la ducha, el bidé, el lavabo, inodoro, etc., con suficiente cantidad como pare retirar el moho incrustado o los óxidos que hayan podido formarse en las esquinas de la mampara.

Limpiar la encimera de la cocina

Aunque la encimera es fácil de limpiar, si queremos evitar usar cualquier producto químico, siempre podemos recurrir a la magia de limpiar con vaporeta. Quitaremos de la encimera todos los electrodomésticos conectados y pasaremos por toda la superficie, incluido la vitrocerámica, un sitio donde también suele acumularse grasa incrustada (especialmente en las juntas).

Al pasar el vapor caliente con suficiente intensidad, eliminaremos un gran porcentaje de las bacterias presentes en la superficie.

Leer más: cómo limpiar silestone según el fabricante

Alfombras, moquetas y tapicería

Las alfombras y las superficies de moqueta aportan una calidez y confort sin igual a nuestra casa, pero tienen el gran inconveniente de que son una caldo de cultivo para todo tipo de microorganismos patógenos.

Para su limpieza, no todos los productos químicos valen según el material, pero lo que sí acepta es limpiar con vaporeta, incluso haciendo saltar las manchas difíciles y pegajosas.

El vapor a altas temperaturas puede darle una segunda vida a tu alfombra viaje, incluso recuperando el brillo original al eliminar todo el polvo acumulado.

Cortinas 

Las cortinas también son superficies fáciles de limpiar con la vaporeta, sin necesidad de descolgarlas. Lo único que tendremos que ver es si en la etiqueta se especifica que sean sensibles a altas temperaturas.

En general, cualquier ropa, sábanas, cortinas y materiales textiles se puede limpiar con nuestra vaporeta, consiguiendo grandes resultados, quitar manchas mantenidas en el tiempo y desinfectar toda la superficie.

Otra ventaja que se consigue es que elimina cualquier arruga que haya podido formarse, gracias al vapor. 

Limpieza colchones

Los colchones es un material de la casa que al menos una vez al año debemos limpiar. En su superficie, a pesar de utilizar cubrecolchones y sábanas, van acumulándose ácaros del polvo y otros patógenos que pueden ocasionar alergias a personas sensibles.

Una vez quitado todas las sábanas y el cubrecolchón, limpiaremos con la vaporeta por toda la superficie y ambas caras. La alta temperatura del vapor reducirá al máximo la presencia de ácaros en la superficie del colchón.

Antes de volver a poner las sábanas, dejaremos secar con la ventana abierta.

Muebles de jardín

Cualquer mueble fabricado en plástico, metal o madera puede limpiarse con este aparato. Los muebles de jardín acumulan con facilidad óxido y suciedad, dada la exposición al ambiente exterior y también a los cambios de temperatura.

Igualmente podemos limpiar con vaporeta aplicando por todas la superficie y las esquinas. Hablamos de sillas, mesas, pérgolas, bancos, columpios y juguetes de exterior para niños. Elementos que, de otra manera, nos llevarían muchas horas limpiarlos con bayetas, cepillos y productos químicos tóxicos.

Limpiar ventanas con vaporeta

Otras superficies fáciles de limpiar con vaporeta

  • Llantas de neumáticos
  • Bicicletas
  • Interruptores de la luz
  • Juguetes
  • Cubos de basura
  • Lavadora y secadora
  • Herramientas de jardín
  • Ventiladores del techo

Mantenimiento y Limpieza de una vaporeta

Por último, te ofrecemos los consejos para mantener en perfecto estado este pequeño electrodoméstico para conservarlo durante muchos años, independientemente de su frecuencia de uso.

Uno de los grandes enemigos de las vaporetas es el utilizar agua dura, ya que su gran contenido en minerales hace que se resientan las partes internas y, en especial, la resistencia. Por el bajo volumen que requerir en agua estos aparatos para la superficie limpiada y el precio del agua destilada, interesa utilizarla.

Si tenemos la suerte de contar con un equipo de ósmosis, nos vendrá perfecto para utilizar esa agua al limpiar con nuestra vaporeta.

Si utilizamos agua de grifo de baja dureza, podemos limpiar al final de nuestra tarea con vinagre, para eliminar posibles incrustaciones de carbonatos y calcio. Podemos utilizar vinagre diluido o hacer una mezcla 50% con agua. Ambos formatos son interesantes para eliminar cualquier resto de cal acumulada.

Para que esta mezcla llegue a todas las partes del aparato, se llena el depósito y se aplica vapor, de forma que cubrirá toda la superficie y los espacios por donde circula el agua.

Se seca con un paño de microfibra cualquier parte que tenga agua estancada y estará listo para guardarse hasta el próximo uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.