Cómo limpiar champiñones

Los champiñones son un tipo de hongo comestible con múltiples usos en el ámbito culinario, además de ser verdaderamente deliciosos y una excelente opción para ser sustitutos de la carne en diversos platos.

Es también el ingrediente perfecto para completar cualquier receta, pues son un tipo de alimento muy saludable. Y no solo podrás utilizar los champiñones en diferentes guarniciones, sino también en estofados, caldos, capeados e incluso prepararlos crudos.

Aunque antes de prepararlos, es importante saber cómo limpiar champiñones, pues este tipo de verduras generalmente contiene una gran cantidad de tierra.

Si desconoces cómo limpiar champiñones, has llegado al sitio indicado. Acá te diremos algunos métodos y consejos sobre cómo limpiarlos adecuadamente.

¿Se pueden mojar los champiñones?

Es un mito el hecho de que no se pueden lavar o mojar los champiñones. Sin embargo, existen otros factores que juegan un papel importante en este caso.

Por supuesto, no debes poner los champiñones en agua durante mucho tiempo, pues su estructura se asemeja a una especie de esponja. Durante una inmersión prolongada, absorberían mucha agua para su preparación.

Debido a que los champiñones contienen naturalmente cierta cantidad de agua, no se recomienda dejarlos en remojo, ya que de esta forma acumularían aún más líquido y durante la cocción expulsarían aún más.

Limpiar champiñones

Cómo limpiar champiñones sin mojarlos paso a paso

Limpiar champiñones es el primer paso que debes realizar una vez tengas las piezas recién recolectadas y clasificadas en casa (deberás limpiarlas lo antes posible).

Y es que, si los dejas por más de dos horas sin limpiarlos, será más difícil quitarles las impurezas, e incluso pueden salir de los gusanos y afectarse el champiñón.

La forma más fácil de limpiar los champiñones sin agua, es usar un cuchillo para quitar la tierra y otros desechos. Las partículas de arena o tierra también se pueden eliminar con un cepillo de cerdas duras.

Aunque para algunos, puede resultar insuficiente y no del todo higiénico, para realizar la limpieza correcta de estos hongos, deberás cortar sus troncos, pues es en esa zona donde se acumula la mayor cantidad de tierra.

Solo deberás tomar un cuchillo afilado y cortar los extremos de los troncos de los champiñones. Una vez hayas echo esto, podrás empezar a limpiarlos, y muchos recomiendan no dejarlos en remojo ya que estos contienen agua naturalmente.

Posteriormente, deberás usar un paño limpio un poco húmedo y frotar los champiñones con suavidad para retirar los excesos y restos de tierra.

El frote de los champiñones sobre el pañuelo debe realizarse con mucho cuidado para no romperlos, realizando movimientos circulares y muy rápidos.

En caso de que queden restos de tierra, se recomienda utilizar un cepillo de diente humedecido para frotar sobre los champiñones y retirar los restos de tierra que hayan quedado, preferiblemente en aquellos que no hayan quedado muy limpios.

Mediante este método tendrás que limpiar los champiñones uno a uno, de manera que te tomará algo de tiempo hacerlo. Pero, una vez limpios, podrás rellenarlos, trocearlos o realizar cualquier receta con champiñones.

Para los champiñones carnosos más grandes, también puedes usar un cepillo húmedo para lavarlos.

Las partes individuales deben cepillarse suavemente para no dañarlas y, si es necesario, debes enjuagar el cepillo y repetir la operación hasta obtener un resultado satisfactorio.

Limpiar champiñones de tierra

Otras alternativas para limpiar los champiñones

Antes de comenzar a limpiar estos hongos, es importante protegerse las manos con guantes de papel de aluminio y no de látex. De esta manera, evitarás que la sustancia marrón producida por el hongo, llegue a ensuciar y afectar tus manos.

Otra de las formas rápida y sencillas para limpiar champiñones, es ponerlos sobre un colador y pasarlos unos segundos sobre el grifo de agua, aunque es importante no dejarlos en remojo, ¡no lo olvides!

Mientras lo champiñones se encuentran bajo el grifo, deberás agitarlos para que el agua logre alcanzar a todos los champiñones; del mismo modo, con las manos deberás frotarlos para evitar que el agua se estanque.

Si al limpiar champiñones observas que han absorbido más agua de la que te gustaría, puedes deshacerte del líquido fácilmente. Solo basta con poner los champiñones en una sartén bien caliente por unos momentos.

De esta forma, la humedad se escapará de los champiñones y no perderán su sabor ni aroma. Otra forma de cómo limpiar champiñones, es agregando en un tazón jugo de limón y harina de trigo para crear una pasta. Una vez obtenida, se deben tallar los champiñones para eliminar la tierra.

Limpiando cuidadosamente cada una de las piezas, es una técnica ideal en caso de utilizarlos para un estofado.

Posteriormente, con un pelador de papas deberás retirar toda la capa exterior y sin dejar ningún área de champiñón sin pelar.

Luego, corta los tallos y después con trapo húmedo límpialos cuidadosamente sin romperlos. Una vez que los champiñones estén completamente limpios, podrás corlarlos y preparar tus recetas.

Cómo conservar los champiñones limpios

Los champiñones son unos hongos muy populares en la cocina, por lo que es importante saber cómo conservarlos para evitar que adquieran un color poco atractivo y además pierdan sabor.

Una vez que los champiñones estén bien limpios, deberás retirarlos de la bandeja o bolsa en la que se encuentren, ponerlos en una caja forrada con papel absorbente y taparlos con papel adsorbente.

Posteriormente, deberás poner los champiñones en el refrigerador, pero en el lugar menos frío para asegurar y mantener al límite la humedad. Y es que, en el refrigerador, lograrán mantenerse aproximadamente una semana en buen estado.

Uno de los principales errores de los consumidores es que guardan los champiñones en envases o bolsas de plástico, afectando considerablemente a las setas. Recordemos que estas necesitan respirar, ya que de lo contrario se aceleraría su proceso de destrucción.

Otro de los errores más comunes consiste en el lavado con agua de los champiñones antes de refrigerarlos, pues estos se deben guardar en un pañuelo o bolsa de papel, evitando siempre el contacto con líquidos.

Otra alternativa para conservar los champiñones limpios es congelarlos y mantenerlos en el refrigerador.

Consejos para limpiar otros alimentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.