Cómo limpiar caracoles

Cómo limpiar caracoles en casa

Los caracoles son un tipo de molusco muy apetecible para muchos y que se pueden consumir en cualquier época del año, si además te encanta preparar caracoles, pero no sabes cómo limpiarlos, has llegado al sitio indicado.

Donde conocerás los mejores trucos y técnicas sobre cómo limpiar caracoles,  para que puedas preparar las mejores recetas y queden perfectas.

Caracoles como plato gastronómico

Como platillo gastronómico los caracoles son una excelente alternativa a degustar. En la cocina europea generalmente se utilizan tres especies diferentes de caracoles terrestres.

Si te gustan los caracoles debes saber que esta delicatesen aporta innumerables beneficios, pues su carne tiene un índice de grasa reducido en comparación a otras carnes, además tiene un alto nivel de minerales y un aporte calórico mínimo.

Se cree que los caracoles tienen el mejor sabor en primavera, pues sus cuerpos contienen la menor cantidad de sales de calcio, que se utilizan para construir un caparazón de invierno.

La preparación del plato en sí es simple, pero requiere un poco de tiempo, pues primero  deberás aprender cómo limpiar los caracoles.

Los caracoles se deben colocar en agua hirviendo. Después de hervir brevemente unos 3 minutos, deberás sacar los moluscos y cortar la parte comestible, el pie, y el resto del animal debe retirarse del caparazón y desecharse.

Enjuagar las cáscaras con vinagre y guisar las piernas a fuego lento en un caldo aderezado con vino blanco y estragón. Durante una hora de cocción, los caracoles se encogerán significativamente.

Posteriormente deben colocarse en las cáscaras limpias, con un trozo de mantequilla, perejil y ajo en cada trozo. Para luego colocar en una fuente refractaria y hornee por unos 20 minutos en un horno a fuego medio.

Limpiar caracoles en casa

Pasos para limpiar caracoles de campo

Aunque limpiar caracoles no es una tarea complicada, tampoco es sencillo, pues requerirás de tiempo y dedicación, ya que no se pueden acortar los plazos porque de lo contrario podrás terminar intoxicado.

Es importante tener en cuenta que durante el proceso de limpieza y lavado de los caracoles es indispensable no saltarse los pasos, deberás emplear  cierto tiempo tanto en el proceso de limpieza como en su elaboración.

Y es que limpiar caracoles de campo no es solamente quitarles la baba, pues va mucho más allá, ya que estos pequeños animales se alimentan de todo lo que encuentran en el campo.

Además les encanta comer cosas que pudieran ser venenosas para los humanos como la hiedra, las setas toxicas y otras, por lo que tomarse el tiempo necesario en limpiarlos es lo correcto.

De esta manera podrás evitar posibles intoxicaciones, pues el objetivo es hacer que los caracoles expulsen de su sistema digestivo todo aquello que pudiera ser perjudicial para el ser humano.

El primer paso es el proceso de purga de los caracoles, indispensable para ayudar a que vacíen sus intestinos, haciendo que eliminen cualquier sustancia que pudiera resultar nociva para la salud.

En este paso se deben colocar los caracoles en un cesto, malla o recipiente con agujeros y dejarlos por varios días, 5 días aproximadamente en un sitio con sombra y ventilado.

Algunas personas prefieren que continúen con una alimentación controlada, alimentándolos con tomillo y  hojas de romero, para que posteriormente desprenda este sabor al momento de cocinarlos.

El segundo paso es la limpieza, para ello deberás disponer de agua tibia y abundante sal, para luego pasarlos por la olla varias veces, hasta que el agua salga limpia.

Durante este proceso se logra eliminar los restos de tierra, moco, y trozos de concha que se hayan desprendido, hay quienes incluso optan por agregarle un poco  de vinagre.

El último paso es cómo cocerlos, para ello deberás introducirlos en una cazuela con agua a fuego lento y de esta manera los caracoles vayan saliendo de sus conchas fácilmente.

Cuando todos hayan asomado la cabeza deberás subir el fuego y dejar cocer por 15 minutos aproximadamente, aunque es un trabajo laborioso podrás tener la seguridad de que luego no tendrás inconvenientes en tus recetas.

Cómo limpiar caracoles de mar

Cómo limpiar caracoles de mar

Los caracoles de mar son otra excelente alternativa para hacer deliciosas recetas, pues son perfectos para disfrutar como plato único.

Una vez recolectados los caracoles se deben sacar de la malla y colocarlos en un bol o recipiente para que se remojen en una solución de agua con sal marina.

Por cada litro de agua fría deberás 80-100 gramos de sal marina y  verter sobre los caracoles. Posteriormente deberás guardarlo en un frigorífico por 2 horas mínimo.

Esta etapa es crucial, ya que permitirá deshacerse de toda la mucosidad, suciedad impurezas. Después de unas horas, deberás  sacar los caracoles y  lavar con agua fría. Si todavía no están del todo limpios deberás repetir el procedimiento desde el principio.

Empape tres veces los caracoles en agua y sal, ponga los caracoles remojados y limpios en la olla en la que los va a cocinar, agregue agua con sal también, pero esta vez no más de una cucharadita por litro, y listo para cocinar.

Si por otro lado deseas utilizar los caracoles como accesorio, y no sabes cómo limpiarlos primero deberás juntar dos recipientes, uno para colocar agua y otro para colocar acido amoniaco o acido para limpiar baños.

Adicionalmente disponer de un objeto punzocortante, y pizas, el primer paso será verter agua en uno de los recipientes y en otro colocar el ácido, es importante que el recipiente donde se verterá el ácido sea de plástico.

Luego deberás empezar seleccionar los caracoles con la pinza para colocarlos en el envase con ácido durante 2 segundos aproximadamente y después deberás colocarlo en el envase con agua rápidamente, luego de esto se seca y listo el caracol estará limpio.

Otros métodos para limpiar caracoles

Aunque existen diferentes métodos para limpiar caracoles, el más eficaz es colocar los caracoles en un cesto de mimbre o recipiente con agujeros y dejarlos allí por varios días con agua y un poco de romero para que puedan hidratarse, engordar y purgarse.

Posteriormente solo deberás limpiar con un poco de sal, agua, vinagre, y listo, tendrás uno caracoles perfectos para cocinar.

Algunos prefieren limpiarlos con agua y harina,  aunque o es muy recomendable ya que tener caracoles enharinados por largo tiempo podrá resultar peligro ya que la mezcla de harina y baba podría causar la muerte del caracol.

El método menos aconsejable para limpiar los caracoles es colocarlos en  una red durante varios días para que suelten toda la baba, y dejarlos pasar hambre, es un método poco inteligente.

Ya que lo único que lograras es que gran parte de los caracoles se deshidraten y mueran, aunque si se limpiaran, gran parte morirá y no se servirán, pues la mayoría estarán delgado e insípidos.

Otros artículos de ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.