Cómo limpiar almejas

¿Cuál es la mejor manera de limpiar almejas?

Muchos piensan que limpiar almejas es una tarea complicada que solo los expertos en cocina pueden realizar. Y por eso, se pierden la oportunidad de preparar exquisitos platos e incluir variedad de preparaciones en su dieta.

La complejidad de la limpieza de las almejas es un mito que debe ser desmentido. De hecho, el proceso es muy sencillo y solo basta tener en cuenta algunos trucos. Así, sin necesidad de convertirnos en chef, podremos llevar a nuestra mesa las mejores recetas del mar.

Y es que degustar una paella de almejas frescas o prepararlas a la marinera, es gusto del que no podemos privarnos. Y afortunadamente no tenemos por qué hacerlo, ya que limpiarlas y cocinarlas es muy fácil.

¿Cuál es la mejor técnica para limpiar almejas?

La limpieza de almejas es un paso esencial dentro de la cocina, incluso cuando el proveedor las vende depuradas. Y es que, una de las sensaciones más desagradables que pueden experimentarse, es sentir la arena de las almejas al comer.

De igual forma, es importante tener presente que la arena no es el único agente que motiva el lavado de almejas. Estas también pueden contener otra clase de impurezas y por eso, es mejor estar seguros limpiando las almejas en nuestra cocina.

Ahora bien, hay muchas formas de lavar almejas, pero si queremos estar seguros de que estas quedarán completamente limpias, la mejor técnica es la tradicional. Este método consiste en introducir las almejas en abundante agua fría con sal.

Para que funcione debemos tener en cuenta dos aspectos y el primero de ellos, es la cantidad de sal que se debe añadir. En este sentido, no se trata de preparar agua salada, porque en este caso bastaría una pequeña cucharada para lograr el objetivo.

Para lavar almejas con sal, es necesario ser bondadosos con la cantidad que añadimos. Un puño de sal será suficiente. Sin embargo, pudiera ser necesario añadir más en función de la cantidad de agua que se ha utilizado.

El segundo elemento clave es el agua. Debe aplicarse suficiente cantidad para que las almejas queden cubiertas por ella. También es importante utilizar agua fría para mantener la cadena de frío.

Una vez estén sumergidas las almejas en agua y sal, tendrán que reposar un par de horas aproximadamente. Transcurrido este tiempo, deberán enjuagarse con abundante agua antes de servirlas. Así quedarán completamente limpias.

A pesar de que esta técnica requiere de bastante tiempo de anticipación en la preparación de almejas, debe resaltarse su eficacia. Además, es un procedimiento muy simple que puede llevarse a cabo desde cualquier cocina.

Mejor manera de limpiar almejas

Cómo limpiar almejas de arena

Otra forma de asegurarse de servir almejas sin arena es incorporando un poco de vinagre al agua donde se dejarán reposando.

Todas las técnicas para limpiar almejas de arena tienen sus trucos. En este caso, el consejo clave es tener presente que el vinagre afectará el sabor de las almejas si se les deja reposar mucho tiempo.

De modo que, a diferencia del caso anterior, no podemos excedernos en el tiempo que estas se mantengan en el agua con vinagre. Ahora bien ¿cuánto tiempo deben dejarse reposar? La respuesta a esta pregunta es variable y depende de la cantidad de arena que posean.

Si las almejas no tienen demasiada arena, podemos emplear este procedimiento y dejarlas reposando media hora. Si, por el contrario, notamos que requieren de una limpieza profunda, lo recomendable es sumergirlas primero en sal.

¿Cuál es la forma más rápida y eficiente?

Hasta ahora, hemos visto procedimientos que nos ayudan a tener almejas limpias, pero que requieren mucho tiempo. Y la pregunta es ¿qué podemos hacer si no disponemos de horas para lavarlas?

Si este es el caso, hay que simplificar la limpieza de almejas haciendo una buena compra. En este sentido, hay que fijarse que estén frescas y que no tengan roturas en la cáscara. También es importante que no tengan mal olor.

Muchas tiendas venden almejas depuradas y generalmente, indican la fecha en que han sido lavadas. Estas son las que debemos comprar cuando no contamos con mucho tiempo para lavarlas, asegurándonos que tengan una fecha de depuración reciente.

Con eso ya tendremos una parte del proceso adelantada. Y el siguiente paso, es lavarlas en abundante agua con gas. La velocidad de este proceso es sorprendente, puesto que en apenas 20 minutos tendrás unas almejas impecables.

La mejor parte, es que este truco también funciona si las han sido previamente lavadas por el distribuidor. En este caso tampoco necesitarás horas, bastarán 30 minutos, seguidos del respectivo enjuague y estarán listas para cocinarlas.

Un dato importante es el clima. Por lo general, se pueden limpiar las almejas frescas a temperatura ambiente se sumergen en agua fría. Pero la excepción a esta regla es el verano. En tal caso, lo recomendable es dejarlas reposar dentro de la nevera.

Limpiar almejas de arena

Cómo limpiar almejas congeladas

La limpieza de almejas congeladas no tiene mayor diferencia en cuanto los pasos a seguir. Pero debido a su estado, es preciso descongelarlas para que queden limpias. Por eso, el tenemos que cambiar el agua que utilicemos dos  tres veces.

Al lavar almejas congeladas debemos tener presente que vamos a necesitar por lo menos una hora que se descongelen. Así que comprar almejas congeladas no es la opción más idónea cuando estamos tenemos poco tiempo para cocinar.

Cuando haya transcurrido este tiempo, el paso siguiente es quitar las almejas del agua. Este paso debe hacerse con mucho cuidado, ya que no queremos que estas vuelvan a mezclarse con la arena.

Por tanto, cuando veamos que han desprendido toda la arena, no se debe verter el agua con las almejas en el recipiente. Para hacerlo correctamente, tenemos que sacarlas del mismo, utilizando la mano y evitando agitar la arena que está el fondo.

Seguidamente, podremos enjuagarlas con el agua del grifo. Completado este proceso, las almejas están listas para ser preparadas como lo prefieras.

Como consejo adicional, recomendamos evitar comer almejas crudas. A pesar de que estén completamente limpias, tendremos mayor seguridad de su inocuidad al cocinarlas.

Otros artículos relacionados con la limpieza de alimentos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.