limpiar airpods

Si has llegado a este artículo es porque te han pasado dos cosas. Una, tienes los airpods o los airpods pro. La otra, seguramente los tengas asquerosos, sucios, te acabas de dar cuenta y no sabes cómo limpiarlos. Aquí te contamos como limpiar airpods, los modelos que Apple tiene actualmente.

Hacemos un repaso de sus componentes y de qué pueden estar sucios

En primer lugar ¿de qué se nos pueden manchar los Airpods? Principalmente de cera de los oídos que se va quedando en las rejillas. El propio sudor, al secarse deja también residuos, la propia grasa de la piel, polvo y suciedad y más aún si no tienes la buena costumbre de guardarlos en su estuche. No vamos a entrar más en detalles. Suficiente con este repaso.

Materiales que vamos a necesitar.

  • Bastoncillo de algodón
  • Alcohol o agua
  • Un paño suave de microfibra
  • Un clip
  • Un cepillo de dientes y un cepillo interdental
  • Blu-tack

Qué materiales no debes usar para limpiar Airpods

No utilices productos como amoniaco, lejía o productos de limpieza muy agresivos ya que pueden dañar el plástico de cobertura tanto del estuche como de los Airpods.

La controversia con el aire comprimido para limpiar Airpods

Existe gente que limpia las rejillas con aire comprimido. Nosotros lo desaconsejamos rotundamente. Son aparatos muy muy delicados y el aire comprimido lleva demasiada fuerza. Puedes dañar varios componentes internos como las membranas.

Y por último y no menos importante. No sumerjas los Airpods en agua ni los pongas bajo el grifo. Aunque los últimos modelos pro son resistentes al agua, hay un abismo entre resistentes al agua (salpicaduras, sudor, lluvia) que sumergibles.

Lo primero, limpiar el estuche de carga.  

También puede ensuciarse y mucho, pero es sencillo de limpiarlos, salvo la parte de la bisagra. Será un poquito más complicado pero nada que no se pueda hacer invirtiendo unos minutos y algo de paciencia.

Lo más cómodo es usar un cepillo de dientes para poder quitar todo bien en la bisagra. Los cepillitos que vienen con las máquinas de afeitar eléctricas también son un buen aliado. Si la suciedad es muy persistente, podemos humedecer un poquito (muy poquito) el cepillo.

Se puede usar también los bastoncillos de algodón mojado ligeramente en alcohol pero nunca se te ocurra echar directamente alcohol en el estuche ya que podrías estropearlo. Con cuidado ve pasando el cabezal del bastoncillo por las zonas de difícil acceso.

Lo mismo puedes hacer con los puertos de carga. Abajo del todo tienen los conectores de los Airpods. No debes presionar con fuerza con el bastoncillo para evitar dañarlos. Si tienen algo más de suciedad que no puedas quitar con el bastoncillo seco también puedes utilizar muy poca agua o alcohol pero atención, no empapes el algodón. Escúrrelo un poco si ves que está muy empapado antes de pasarlo por los puertos de carga.

Limpia por fuera el estuche con un paño seco o ligeramente húmedo. ¡Ah! Y no te olvides del puerto lightning de carga. Es otra cueva de pelusa y porquería. En este caso puedes meter un mondadientes pero al ser de madera puede cascar dentro y a veces es mucho más efectivo deformar ligeramente un clip de escritorio y pasarlo suavemente sacando las pelusas que puedan quedar dentro. No fuerces demasiado ya que hay unas pestañas un tanto delicadas que se pueden dar de sí o romper si vas sin cuidado.

limpiar airpods

Cómo limpiar Airpods de 1ª y 2ª generación. También vale para los Earpods.

Ahora llega la parte más sensible. Sus componentes son un portento tecnológico de miniaturización y el cuidado en su limpieza debe ser inversamente proporcional a su tamaño.

El problema más común puede ser desprender la rejilla por excesiva presión o enganches si se utilizan cosas muy puntiagudas como un alfiler  (se desaconseja).

Si no tienen demasiada suciedad, utiliza un bastoncillo de algodón para eliminar lo más superficial. No aprietes o podrás dañar la rejilla o al menos dejar algunas hebras de algodón pilladas en ellas. Aquí sí podremos usar un palillo de madera. No se recomienda usar un alfiler.

Puede usar un cepillo interdental para limpiar las mallas. Es más pequeño y preciso que un cepillo de dientes normal y las cerdas son lo suficientemente firmes para levantar la suciedad.

También hay un método muy eficaz que puede ayudarte, el Blu-tack. Coge un trocito de blu-tack nuevo, y manoséalo un poco para calentarlo y así ablandarlo. Tapa la rejilla con el blu-tack y presiona (no demasiado) lo justo para que se amolde al espacio. Sácalo dando un tironcito para que arrastre toda la suciedad que puedas.

De hecho, con este método también podrás sacar lo poco que se haya metido en los sensores. Creemos que es de lo más eficaz.

limpiar airpods blu-tack

Pensará que el uso de alcohol para suciedad muy incrustada aquí no se puede usar por si se cuela por la rejilla. Si no empapas el algodón demasiado no habrá problema ya que la cantidad de alcohol que puede quedar se evaporará rápidamente. ¡El alcohol es muy volátil!

Limpiar Airpods frecuentemente ayudará a que todo sea más fácil.

Si limpias los Airpods con relativa frecuencia, no dejarás que se acumule demasiada suciedad y porás mantenerlos limpios prácticamente sin dificultad, sobre todo una vez que terminas de hacer deporte o llevarlos muchas horas puestos.

Apple también tiene un método para limpiar Airpods. Ellos dicen…

Te dicen que uses un pañuelo, suave y seco que no desprenda pelusa para limpiar los Airpods y un bastoncillo para la rejilla del altavoz. Te recuerdan siempre que no son impermeables y por tanto no uses agua para limpiarlos. Sinceramente, se curan en salud.

NO siempre es posible solo con un pañuelo y un bastoncillo de algodón quitar toda la porquería acumulada. Por eso te hemos contado nuestro método de limpiapedia. Mucho más eficaz y totalmente inocuo para tus Airpods si se hace con cuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.