como limpiar un biberón

Limpiar un biberón no es nada complicado, aunque sí es algo sumamente necesario. De hecho, en la actualidad vivimos una época de máxima esterilización, por lo que los biberones son confeccionados con materiales que ayudan a la desinfección. 

Gracias a los avances, ya no es necesario que los padres y madres gasten mucho dinero en esterilizadores, tetinas, y chupetes, y hoy aquí te presentaremos cómo limpiar un biberón correctamente. 

Como ya lo hemos dicho, esta labor no es nada de otro mundo, se ha comprobado que no es necesario esterilizarlos como se hacía antiguamente y que lo más recomendable es limpia biberones con agua y jabón después de cada uso. 

Ahora, lo que si hace falta especificar es que no estamos refiriendo a una pequeña mojada , sino de frotar bien con el jabón para eliminar los residuos de leche que queden en el biberón, ya sea de leche fres o seca y luego darle un aclarado con agua para eliminar por completo el jabón. 

Ya no es necesaria la esterilización

Generalmente, se recomienda hacerlo solo la primera vez que se compra el biberón, para tratar de eliminar cualquier microorganismo que pueda existir antes de dárselo al bebé.

Después de esto, la mayoría de las veces solo basta con fregarlo bien procurando de tener las manos limpias, por lo que se recomienda lavarse bien las manos antes de hacerlo con el biberón.

como limpiar un biberón

¿Cómo secar un biberón?

Lo mejor que puedes hacer después de sacudirlo para eliminar lo más que se pueda de agua, es ponerlo encima de papel seco de cocina, para que así se vaya absorbiendo la humedad o gotas restantes mientras se seca con el aire. Para la parte de afuera puedes usar un trapo limpio.

El trapo que generalmente tienes en la cocina no te va a servir, a menos que lo acabes de sacar limpio del armario, debido a que si ya está mojado previamente y ha estado en la cocina puede tener microorganismos que le hagan daño al bebé. 

Olvídate del cepillo para limpiar un biberón por dentro.

Los modelos actuales son muy anchos, ya que buscan emular la succión que hace el bebé cuando es amamantado. Por tanto, son más accesibles y en la mayoría de los casos más fáciles de limpiar sin tener que depender de un cepillo. 

Si por el contario hay zonas a las que no puedes llegar por la parte interna de la chupa, sí se recomienda hacer uso de  un cepillo para eliminar cualquier resto de leche.

Ten en cuenta que la leche después de ser preparada empieza  a multiplicar sus microorganismos rápidamente, así que no debe quedar nada de leche. 

Otra opción muy popular en el caso que no quieras estar todo el día lavando trastes es meter las cosas en el lavaplatos.

Lo bueno de estos equipos es que tienen ciclos de altas temperaturas que dejan el biberón como nuevo. 

Lo único que debes de tener cuidado de que el biberón no se dé vuelta adentro, ya que si esto pasa se llenará de agua y te verás en la obligación de lavarlo a mano para eliminar los restos de jabón que desprende el lavaplatos.

cómo limpiar un biberón

Consejos para limpiar un biberón en el mejor estado

Durante los primeros meses de vida del bebé es de suma importancia mantener en buen estado los chupetes y biberones. Esto debido a que en estas etapas el sistema inmunológico de los niños es muy frágil, por lo que están más expuestos a los agentes infecciosos. 

Los especialistas aseguran que una vez se han pasado los 4 meses del bebé, ya no será necesario esterilizar los biberones, ya que es necesario que el bebé esté en contacto con las bacterias y gérmenes de su entorno para desarrollar adecuadamente su sistema inmunológico.

A pesar de que hemos comentado que no es estrictamente necesario esterilizar los biberones del bebé, aquí te dejamos algunas de las mejores formas de hacerlo.

Si utilizas un método de esterilización, ten presente que antes debes  separar todas las partes antes de limpiar un biberón. Una vez hayas hecho esto, ya  puedes seguir con algunos de estos procedimientos:

1. Agua hirviendo

Es de los métodos más tradicionales y comunes por sus ventajas, ya que es rápido y de bajo coste. El tiempo de ejecución no debe exceder los 5 minutos y el agua debe estar hirviendo durante este tiempo.

Una vez hayan transcurrido los 5 minutos, saca las partes y deja que se enfríen para eliminar el agua que haya podido quedar retenida.

Su única contra es que es un proceso arduo y que puede hacer que aparezcan depósitos de cal en el fondo del biberón.

cómo limpiar un biberón

4. Esterilización con microondas

Para poder aplicar a este método es necesario contar con un esterilizador especial para microondas, el cual se trata de un recipiente con algunos agujeros en la base, en el que se añade agua y se introducen las partes a esterilizar, finalmente tapándolo. 

Es muy importante que verifiques si el biberón es de poliamida, ya que si es así no podrás esterilizarlo en el microondas. En el caso de que en el inferior de la botella aparezca un triángulo con las siglas PA, debes usar otro método para evitar su deterioro. 

3. En frío

Si escoges el método de esterilización al frio, necesitarás un producto específico para ello. En el mercado puedes encontrar muchas presentaciones como pueden ser: pastillas, líquidos, entre otros, los cuales se mezclan previamente con agua hervida para acabar con posibles gérmenes.

Hay que tratar que el agua cubra totalmente cada una de las partes del biberón. Una vez haya pasado el tiempo de esterilización, el cual lo puedes ver en las instrucciones del producto, se debe aclarar el biberón con agua hervida. No se debe usar la misma pastilla para varias esterilizaciones. 

Por último, te recomendamos que tanto los chupetes como las tetinas del biberón se deban guardar en un recipiente seco, limpio y tapado después de esterilizarlos.  

No se debe usar jabones de lava platos o detergentes ni disolventes, ya que pueden tener sustancias fuertes que causen daño al bebé.

Rebajas
Philips Avent SCF281/02 - Esterilizador a vapor de microondas
  • Listo en tan solo 2 minutos a 1200 - 1850 W, 4 minutos a 850 - 1100 W, 6 minutos para 500 - 800 W.
  • Elimina un 99,9 % de gérmenes y bacterias
  • El contenido se conserva esterilizado hasta 24 horas si no se abre la tapa
  • Se pueden esterilizar hasta 4 biberones Philips Avent a la vez
  • Dispone de cierres de seguridad fríos para mantener la tapa cerrada, lo que le permite sacar el esterilizador de forma segura del microondas, mantener los biberones y otros productos esterilizados y evitar la posibilidad de quemaduras

Otros artículos sobre higiene

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.