limpiar puertas de madera

Cómo limpiar puertas de madera

Las puertas de tu hogar pueden ser la parte más descuidada de nuestra rutina de limpieza y pueden parecer bastante difíciles mantener. De todos modos, no te desanimes, con estas sencillas instrucciones e ideas prácticas, podrás cuidar fácilmente todas las puertas de dentro y fuera de tu casa. ¡Conoce cómo limpiar puertas de madera con nosotros!

Antes de empezar con la limpieza de puertas de madera

Antes de empezar con la limpieza puertas de madera, es bueno intentar planificar un tiempo útil, que también puede incluir largas pausas. Y es que limpiar muy bien las puertas de la casa no es una operación muy rápida, y también puede resultar bastante agotadora si se quiere hacerla de forma minuciosa y rigurosa.

Además, recuerda que las puertas de madera pueden necesitar una solución de limpieza diferente a las puertas pintadas o de vidrio.

Consejos para limpiar puertas de madera

Aclarado lo anterior, comencemos por ensuciarnos las manos para poder dar la limpieza adecuada a nuestras puertas de madera. Empecemos por eliminar el polvo de la superficie antes de aplicar cualquier tipo de solución limpiadora. 

De hecho, si vas a limpiar la puerta directamente sin quitar el polvo, todo lo que obtendrá es esparcir más la suciedad creando solo confusión.

Para hacer esto, consigue toallas de papel, que son una de las mejores y más baratas opciones cuando se trata de limpiar las superficies de las puertas. Recuerda que las esponjas y toallas normales, pueden contener y transportar toneladas de bacterias. 

El uso de una toalla de papel resistente asegura que las bacterias no transfieran la suciedad de una puerta a otra.

Cómo limpiar puertas de madera de forma natural

La madera es sin duda uno de los materiales más populares para la construcción de puertas y ventanas. Aunque es un material muy resistente a golpes y daños, también es bastante delicado en cuanto a limpieza.

Por eso, el consejo es utilizar productos naturales que no afecten su belleza. Dos ingredientes fácilmente disponibles y que seguramente tendrás en casa, son el aceite de oliva y el vinagre.

Ambos son excelentes para limpiar puerta madera porque eliminan la suciedad rápidamente y hacen que la superficie sea muy brillante. He aquí cómo proceder:

  1. Vierte un poco de agua tibia en un balde.
  2. Agrega dos cucharadas de aceite y dos cucharadas de vinagre.
  3. Mezcla muy bien.
  4. Toma un paño suave y limpio, y luego sumérjalo en la solución.
  5. Frota ligeramente sobre las zonas que pretendes limpiar.
Esta limpieza es muy eficiente, porque el aceite y el vinagre son dos ingredientes orgánicos que no estropean la madera.

Limpiar la puerta de madera de la entrada

La puerta de madera de la entrada, probablemente sea la más sucia. Comienza quitando el polvo de la puerta y elimina la mayor cantidad de suciedad posible. 

Usa una mezcla de jabón suave para platos y agua para fregar la puerta y luego sécala con una toalla de papel.

Toma nota de la pintura y el acabado de la puerta. Al tratarse de una puerta de madera natural, usa un abrillantador o abrillantador de muebles para limpiar y darle un brillo agradable a la puerta.

Si tienes una puerta de entrada de madera pintada, asegúrate de utilizar un producto de limpieza diluido que no dañe el color de la pintura.

Cómo limpiar puertas de madera de nogal

Lo mismo ocurre con la madera de nogal. Si tienes puertas fabricadas con este material, procura evitar productos químicos que puedan estropear la madera.

Al contrario, usa una mezcla hecha con leche y agua, (sí, leche) extendiéndola por la puerta con un paño que no dejes ningún residuo.

Si el color de la madera es muy oscuro, también puedes optar por una infusión de té negro, pero ten cuidado porque podría crear manchas. Por ello, seca siempre la zona una vez lavada.

Si deseas que la madera de nogal vuelva a ser más brillante, puedes utilizar aceite de oliva en pequeñas cantidades. Alternativamente, usa cera de abejas: generalmente se compra de forma sólida y la derrites en casa en una cacerola.

Luego, solo usa un paño de lana para evitar rayones y así esparcir todo. Espera aproximadamente 48 horas para que se seque.

limpiar puertas de madera

Puertas de madera barnizadas

En el caso de las puertas de madera barnizadas, la limpieza debe realizarse de forma meticulosa, ya que los productos incorrectos pueden provocar la eliminación de la pintura y, en consecuencia, arruinar la puerta.

Si no quieres usar agua tibia (que en muchos casos resulta ser la solución más efectiva y barata), puedes mezclarla con jabón de Marsella o vinagre blanco.

Sin embargo, antes de lavar la superficie, toma un paño limpio y seco para quitar el polvo de las áreas más sucias, teniendo cuidado de no rayar o dañar la madera.

Y es que las puertas de madera pintadas son extremadamente delicadas y cualquier impacto podría dañarlas.

Después de haber espolvoreado con cuidado, toma un balde y llénalo hasta la mitad con agua. Luego, vierte una pequeña dosis de jabón de Marsella o vinagre y lava la pieza. No olvides enjuagar bien y secar una vez finalizada la operación.

Limpiar puertas lacadas en blanco

En el caso de que las puertas de tu casa sean blancas, tendrás que concentrarte en restaurarlas para que brillen, porque normalmente con el tiempo tienden a oscurecerse y amarillearse.

Un excelente aliado para este propósito es el bicarbonato de sodio, un ingrediente natural que ayuda a que tus puertas vuelvan al blanco original. Otro método aún más natural, es utilizar una patata. He aquí cómo proceder en este caso:

  • Cortarla por la mitad.
  • Después de pelarla, frótala en tu puerta.
  • Enjuaga cuidadosamente con agua para eliminar los residuos y los malos olores.

Si la patata no tiene ningún efecto, puedes usar jabón de Marsella para frotar bien en la superficie y especialmente en la parte de los mangos, ya que es la más expuesta y en donde la suciedad es más evidente.

limpiar puertas de madera

Consejos para limpiar puertas de madera

Eliminación de rayones

El pulido de puertas de madera blanca también sirve para eliminar pequeñas marcas de arañazos. Si el pulido no funciona en los rasguños delicados, puedes usar una pasta de bicarbonato de sodio y agua para frotar el área con una almohadilla no abrasiva.

Recuerdo que el bicarbonato de sodio exfolia y limpia suavemente para lograr así una limpieza más profunda.

Cuidado preventivo

Ahora que has limpiado las puertas a fondo, será más fácil mantener una apariencia limpia y en menos tiempo con algunas técnicas de mantenimiento simples.

Quita el polvo de las puertas con frecuencia y limpia las manchas frescas con un paño húmedo para evitar que se asienten. 

Con estas técnicas rápidas, puede ahorrar mucho tiempo y mantener tus puertas de madera limpias y siempre perfectas.

Así, ya sabrás cómo limpiar puertas de madera apropiadamente y sin riesgos.

Cómo limpiar otros materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.