como limpiar níscalos

Ya sea para una deliciosa sartén de hongos o un guiso, debes limpiar níscalos antes de procesarlos. 

No importa si los elegiste del suelo o los compraste en el mercado. La limpieza de los níscalos puede llevar mucho tiempo. Llenos de arena y suciedad: se puede acumular mucha debajo del sombrero de los níscalos. Sin embargo, dado que son delicados, los níscalos no deben lavarse, solo deben limpiarse con cuidado.

Lijar los níscalos y limpiarlos lleva una eternidad de la forma convencional. En todas partes entre las láminas hay un poco de tierra que podría llevar horas y probablemente terminarás con más recortes que níscalos.

Te explicamos cómo se pueden limpiar los sensibles hongos.

Para limpiar o lavar los níscalos – Un detalle importante

No importa si los has recolectado tu mismo o si los has comprado. Antes de freír los sabrosos níscalos en la sartén o usarlos en un plato, primero debes limpiarlos

Los rebollones del supermercado ya se han limpiado previamente, por lo que te has ahorrado mucho trabajo. Sin embargo, deben limpiarse nuevamente para eliminar cualquier residuo de suciedad restante. 

Los hongos que has recogido tú mismo en el bosque aún no se tratan en absoluto, por lo que es importante limpiarlos a fondo. Pero, ¿cuál es la mejor manera de limpiar níscalos? La siguiente guía te muestra cómo se limpian los níscalos rápida y fácilmente.

Cómo limpiar correctamente los níscalos

¿Debería limpiar o lavar los níscalos? Esta pregunta surge a menudo. Los níscalos frescos son muy delicados. Es aún más importante que siga exactamente los consejos para limpiar los níscalos

Las setas deben limpiarse a fondo, pero no deben entrar en contacto con demasiada agua. La pregunta «¿Por qué no lavar los níscalos?» se puede responder de la siguiente manera: De lo contrario, los níscalos absorberían el agua y se volverían esponjosos. 

Al mismo tiempo, demasiada agua les hará perder el sabor. Es mejor simplemente seguir nuestras instrucciones para que nada salga mal.

Lavar los níscalos bajo el grifo es contraproducente porque arrastran mucho sabor en el agua de lavado

Limpieza de los níscalos: paso a paso

Limpiar los níscalos es realmente muy fácil si tienes el truco. Realmente solo tienes que saber cómo hacerlo, entonces ya no será un problema. 

Por lo tanto, nos gustaría mostrarte cómo puedes terminarlo en solo unos pocos pasos y concentrarte en lo que realmente quieres: ¡preparar tus níscalos!

Dado que la tierra a menudo se deposita en las láminas, debes limpiar las setas con cuidado. Procede de la siguiente manera:

  • Primero, retira la suciedad gruesa de los níscalos con un cepillo para hongos, un cepillo de cocina o papel de cocina y frota.
  • Corta los extremos del tallo con un cuchillo afilado.
  • También debes eliminar las áreas secas o magulladas y cortar con un cuchillo.

como limpiar níscalos

Limpiar níscalos con el truco de la harina

  • Puedes limpiar níscalos más rápido usando el truco de la harina: primero cortamos los tallos, ponemos los níscalos en un bol grande y los mezclamos con harina comercial.
  • También puedes ponerlos en una bolsa para congelar y espolvorear una o dos cucharadas de harina sobre ellos. Luego cierras la bolsa y la agitas bien para que todos los níscalos queden espolvoreados con harina. 
  • La ventaja de este método: la harina une la arena y no es necesario limpiar todos los níscalos individualmente. Así que ahora solo necesitamos enjuagarlos brevemente en un colador bajo el agua y los níscalos están limpios, al menos el 95 por ciento.
  • El chorro no debe ser tan duro para no dañar los níscalos. Ahora debemos secar brevemente los níscalos sobre papel de cocina y volver a comprobar rápidamente si quedan ejemplares aislados que todavía no están completamente limpios
  • Ahora puedes raspar rápidamente las áreas sucias con un cuchillo. Al mismo tiempo, las áreas secas o los puntos de presión también se pueden cortar rápidamente.

Como puedes ver, un poco de trabajo manual no es suficiente para limpiar níscalos. Sin embargo, realmente puedes ahorrarte mucho trabajo. El truco de la harina es el más rápido que se conoce.

Truco de la harina modificado

El truco de la harina también se puede encontrar en una forma ligeramente modificada. Los níscalos se colocan primero brevemente en agua y solo luego se espolvorean con harina.

Pero no necesitas eso, los níscalos quedan tan limpios y puedes ahorrarte tener que regar las setas dos veces. Pero dado que los níscalos vienen bajo el chorro de agua, deben limpiarse inmediatamente antes de prepararlos.

Otras formas de limpiar níscalos

Puedes limpiar níscalos con harina como siempre, nunca necesitarás nada más. No obstante, hay métodos alternativos para limpiar rebollones. Así que todavía puedes probar otros trucos.

Un método que todavía se considera prometedor. Los níscalos se limpian individualmente con un cepillo. Utiliza el mejor cepillo de cocina para liberar la suciedad gruesa y las impurezas de los hongos. Pon los níscalos en un paño de cocina y limpia cada hongo individualmente.

Si no tienes un cepillo a mano, puedes frotar cuidadosamente los níscalos con papel de cocina o una toalla de cocina.. Esto puede resultar práctico para pequeñas cantidades. 

Pero esa es probablemente una variante particularmente atada a las circunstancias. De lo contrario, todo lo que tienes que hacer es volver al método de la harina.

Almacenar y congelar níscalos

Los níscalos frescos solo se conservan en el refrigerador durante aproximadamente tres o cuatro días, por lo que es mejor usarlos el mismo día que los compraste. Alternativamente, puedes congelar los rebollones, pero siempre debes blanquear los níscalos de antemano.

Si se congelan crudos, existe el riesgo de que tengan un sabor amargo después de descongelarlos.

Para un procesamiento posterior, es mejor ponerlos directamente en la olla o sartén en estado congelado en lugar de dejarlos descongelar a temperatura ambiente, de esta manera se retiene su aroma y no se vuelven blandos.

Para conservar níscalos congelados, la mejor manera es cocinarlos guisados y congelarlos. No pierden su texturas si ya están preparados.

También puedes conservar los níscalos encurtiéndolos o secándolos.

limpiar niscalos

Cómo conocer el producto

El níscalo está en temporada a partir de septiembre/octubre. Es un hongo silvestre y (a diferencia de los champiñones, por ejemplo) no se puede cultivar. 

Si deseas recolectar hongos tu mismo, debes asegurarte de no exceder el valor para uso personal de dos kilogramos por persona. 

También existe el riesgo de confundir el hongo con el falso níscalo (de sabor picante y bastante desagradable), por lo que debes hacer que un experto controle tu rendimiento antes de consumirlo. La recolección está generalmente prohibida en reservas naturales y parques nacionales.

Cómo limpiar otros alimentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.