Cómo limpiar cobre de 5 formas distintas

El cobre, un metal cada día más valioso, por sus grandes propiedades térmicas y eléctricas (su conductividad principalmente) y que en cierta manera escasea. No es que sea adamantium pero no abunda como otros metales como el hierro o el aluminio. Sabemos que el cobre se oxida, se ennegrece y pierde su brillo y color habituales. Vamos a ver cómo limpiar cobre: Los mejores métodos para limpiar cobre es con productos naturales, vamos a ver en este artículo cuales son los mejores métodos para sacar brillo al cobre y como actuar paso a paso con cada uno de los métodos.

Cómo limpiar cobre con vinagre, sal y limón en varias combinaciones

Zumo de limón, vinagre y sal

Es lo más recomendado para limpiar el cobre. En un vaso mezcla el zumo de un limón con una cucharada pequeña de vinagre caliente y una cucharada de sal gorda. Y después se aplica la mezcla con un paño hasta eliminar la suciedad y aclaramos con agua.

Si la suciedad está demasiado incrustada y es difícil retirarla, se puede dejar el objeto que estamos intentando limpiar en remojo con vinagre caliente y dos cucharadas soperas de sal. Esta mezcla aflojará las manchas y después aplicamos de nuevo la mezcla del zumo de limón con vinagre caliente y sal y quedará el cobre limpio y brillante.

Zumo de limón

Si no dispones de los otros ingredientes, el zumo de limón es un método que por si solo es muy eficaz.

En este caso en lugar de exprimirlo, lo cortamos por la mitad y frotamos la pulpa sobre la superficie a limpiar. De este modo, tenemos la ventaja de ahorrar, utilizar el paño y permite frotar con más fuerza el objeto que estamos limpiando. Por último aclaramos con agua limpia y dejamos secar.

Sal y vinagre

También por separado del limón, la sal y el vinagre es otra de las opciones más utilizadas. El vinagre es un espléndido desinfectante natural y al contener ácido acético, devuelve el brillo a las superficies y objetos.

La mezcla la preparamos con una taza de vinagre blanco y una cucharada de sal. Frotamos el cobre que queramos limpiar con nuestra mezcla y dejamos actuar unos minutos y finalmente secamos con un paño o bayeta seco y limpio.

Para objetos pequeños, podemos mezclar en un recipiente una taza de vinagre, con tres vasos de agua y una cucharada de sal e introducir dentro el objeto a limpiar y se deja hervir hasta que llegue a ebullición y se retira del fuego. Esperamos que se enfríe el objeto que hemos calentado y lo lavamos con agua y jabón y por último lo secamos hasta que quede limpio.

Limón y sal

Cortamos una rodaja de Limón y le añadimos sal para frotar el objeto directamente con la rodaja por toda la superficie y así la sal elimina los restos de suciedad que tenga el elemento que estamos limpiando. Y ya de paso, además de limpiar cobre ¡nos tomamos un tequilita!

limpiar cobre con limón y sal

Sal, vinagre y harina

Este compuesto es otra opción fácil para limpiar cobre, como es una mezcla sencilla con ingredientes que se suelen tener a mano, es una de las más utilizadas.

Para prepararla solo necesitas realizar una pasta con una cucharada de sal y otra de harina y mezclarlas con el vinagre hasta que quede espeso.

Una vez tenemos la mezcla, se aplica en el objeto con un trapo seco realizando movimientos circulares mientras la frotamos. Y después pasamos un paño húmedo con un preparado de vinagre blanco y agua caliente para rematar el acabado de la limpieza.

Limpiar cobre con Kétchup. ¿Contradictorio? No tanto.

El Kétchup contiene vinagre, así que es una buena opción para limpiar cobre y muy efectiva para quitar la corrosión que se produce en el metal.

Para limpiar cobre con esta salsa lo que hay que hacer es:

  • aplicar una ligera capa de Kétchup sobre el objeto de cobre y
  • lo dejas reposar unos minutos.
  • Después de unos minutos, lo lavamos con abundante agua fría y retiras los restos de tomate que puedan quedar pegados al elemento que estás intentando limpiar.
  • Para finalizar se seca con un paño suave y limpio.

como limpiar cobre con ketchup

Bicarbonato con limón. Una reacción ácido-base muy recomendable

El bicarbonato de Sodio es uno de los ingredientes más comunes para limpiar objetos y desinfectarlos por las propiedades que posee, y si lo combinamos con el limón se convierte en una gran combinación limpiadora.

Para limpiar cobre con esta mezcla vamos a realizar una pasta, con el zumo de un limón y una cucharada de bicarbonato, pero antes de extenderlo por todo el objeto primero vamos a comprobar como reacciona esta combinación en el objeto. Para ello vamos primero a echar el compuesto en una pequeña zona y lo vamos a dejar actuar unos minutos antes de extenderlo por todo el elemento.
Si no hay ningún resultado negativo, vamos a frotar la mezcla por todo el objeto y para quitarlo aclaramos con agua y dejamos secar o secamos con un paño.

Para objetos pequeños podemos introducir en una cazuela con bicarbonato y agua el objeto, la proporción correcta es una cucharada de bicarbonato por un litro de agua, ponemos la cazuela a calentar e introducimos los objetos que vamos a limpiar. Dejamos hervir durante media hora. Cuando comienzas a ver que los elementos que has introducido en la cazuela tienen un aspecto limpio, se retira la cazuela del fuego, esperamos que se enfríen y lavamos los objetos con agua fría y lo secamos con un trapo.

Limpiar cobre con ácido clorhídrico

Es un producto químico que es realmente efectivo por sus propiedades corrosivas, elimina el color verde del cobre y lo deja como nuevo, eso sí protege tus manos con guantes de látex antes de utilizarlo. Solo tienes que aplicar un poco del producto con un cepillo y frotar las zonas afectadas.

Cómo sacar brillo al cobre

Con cualquiera de todos los métodos anteriores podrás dejar el cobre limpio y brillante, pero la técnica con menos esfuerzo es la mezcla hecha con harina, vinagre y sal gorda una vez que la aplicamos como hemos indicado, usa papel de periódico, haz una bola con él y frota la superficie del objeto de forma intensa.

El papel de periódico retira las partículas que hayan quedado adheridas al cobre y dotarán de brillo al elemento que hemos frotado recuperando el brillo natural que tenía.

También encontrarás en cualquier ferretería productos químicos para sacar brillo al cobre. Para utilizarlos solamente tienes que seguir las instrucciones de uso que incluye el envase.

Espero que con todas estas opciones dejes tus objetos de cobre como deseas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.