limpiar bronce

Cómo limpiar bronce y sacarle brillo

¿Cómo limpiar bronce? Es una pregunta que todas las personas que poseen alguna pieza hecha de este material, se han hecho alguna vez en la vida.

Y es que a pesar de que tiene una belleza indiscutible, ciertos factores ambientales como la humedad, por ejemplo, pueden causar daños en el bronce.

La principal consecuencia de los daños en el bronce, es la aparición del óxido color verde, que se conoce comúnmente como “Pátinas”.

Esto puede cambiar por completo el aspecto del bronce, haciéndolo ver fuera de tono, carente de brillo y dejando fuera sus cualidades estéticas.

Es por ello que te daremos a conocer cómo se limpia el bronce, para así eliminar estas molestas manchas y puedas lucir esas prendas o esos arreglos hogareños que tanto te gustan y sin miedo a que se noten las patinas.

Cómo limpiar bronce

Lo primero que debes saber sobre el bronce, es que está conformado aproximadamente de 88% de cobre y 12% de estaño. Por lo tanto, posee ciertas características físicas que lo hacen un material muy versátil. Su aplicación se da tanto de forma industrial, como artística.

En la antigüedad, el bronce era utilizado para la construcción de armas o piezas de trabajo, debido a que es un material muy fuerte y resistente (edad del bronce).

Pero, hoy en día, los diseñadores y artistas han sabido aprovechar esas cualidades para aplicar bronce a sus creaciones.

Otra cuestión que debes saber antes aprender todos los detalles sobre cómo se limpia el bronce, es el debido cuidado que requiere para mantenerlo de la mejor forma posible. Por eso, te daremos una serie de recomendaciones a considerar en todo momento: 

  • Es recomendable limpiar el material periódicamente con un limpiador de superficies, con la finalidad de retirar todo el polvo.
  • A la hora de elegir el limpiador, fíjate que este sea lo menos abrasivo posible.
  • Puedes usar laca protectora para conservar su brillo.
  • ¡No exageres en cuanto a la limpieza! Esto puede dañar el material.
  • Guarda la pieza en un lugar libre de humedad y donde no sea alcanzada por los rayos del sol.
  • En caso de cualquier duda, siempre es recomendable contactar a un profesional.

Limpiar bronce ennegrecido

Para limpiar el bronce ennegrecido, se puede acudir a cualquier limpiador de superficies o un jabón neutro en combinación con un paño suave. Estos productos suelen ser aliados fenomenales en la eliminación de manchas en este metal.

limpiar bronce

Recuerda secar el material con un paño de microfibras una vez termines, para evitar que los químicos de los limpiadores multiusos desgasten el material.

En cambio, si prefieres utilizar materiales caseros para eliminar las manchas negras de tu pieza de bronce, la mejor opción es la preparación de una mezcla utilizando harina, sal y vinagre.

  • Solo tienes que mezclar la harina y la sal en un recipiente en partes iguales.
  • Luego ve añadiendo el vinagre blanco hasta formar una pasta espesa.
  • Posteriormente, aplica esta mezcla sobre el material utilizando un paño suave o una esponja (es recomendable que uses guantes).
  • Luego, mueve en forma circular y uniforme la mezcla frotando por toda la superficie. Deja reposar 20 o 25 minutos y luego retírala con agua tibia y seca la pieza con un paño suave, ¡Y listo! El bronce ha recuperado su color y brillo original.

Sin embargo, si no quedas a gusto con los resultados puedes repetir el proceso.

Limpiar lámparas de bronce

Para limpiar bronce de las lámparas, es recomendable utilizar un material que sea un poco más fuerte, esto con la intención de minimizar al máximo la cantidad de veces que se deba repetir el proceso.

Se debe tener en cuenta que las lámparas son artefactos delicados y por ende querrás moverla lo menos posible, para no dañar cualquier aspecto interno mientras las limpias.

Por eso, la mejor opción que te podemos recomendar es que uses amoniaco. Este material se encuentra presente en muchos productos de limpieza que utilizamos a diario, además en su aplicación no estarás dañando al medio ambiente o tu propia salud.

Siempre usa guantes, máscara y gafas, esto con la intención de que el químico no tenga contacto con áreas del cuerpo, como los ojos o la piel.

En cuanto a su aplicación es bastante sencilla, solo debes combinar una parte de amoniaco con 3 de agua, y aplicar esta mezcla sobre la lámpara usando un cepillo de dientes o cualquier utensilio que se le parezca. Poco a poco, el químico irá eliminando cualquier impureza sobre el metal.

Después puedes usar un paño suave para secar la lámpara. Esta forma de cómo limpiar bronce, es la más recomendada en estos casos, ya que puedes hacerlo sin mover la pieza en demasía.

Cómo dar brillo al bronce

Una manera de limpiar bronce y darle un brillo auténtico en el proceso, es utilizando un aliado en la limpieza de metales, como es el producto de crema original de CIF o el famoso limpiametales SIDOL. Con estos producto, podrás dar brillo al cobre y eliminar cualquier impureza presente.

Cif - Crema de limpieza - 750 ml
  • Limpia eficiente los retos de cal y las suciedades difíciles
  • Puede aplicarse incluso sobre esmalte y cerámica delicados
  • Aplique sobre las superficies con una esponja húmeda o un paño y limpia
  • Cantidad del producto 750 ml
  • Empaque puede variar
Aladdin - Algodón Limpia Metales, 75 g
  • Consigue que tu plata y metales vuelvan a lucir como el primer día
  • Limpia y abrillanta la plata, plateados y restos de metales
  • Brillo más duradero con el algodón mágico de Aladdin
  • Para todo tipo de platas
  • Modo de uso: Frote con el algodón Aladdin hasta que desaparezcan las manchas y abrillante con un paño seco y suave

Este puede aplicarse únicamente como complemento para las otras mezclas y productos que hemos mencionado.

Con qué podemos limpiar bronce

Como hemos mencionado anteriormente, para limpiar el bronce es recomendable la utilización de paños suaves, evitando a toda costa las esponjas de acero, ya que estas pueden rayar el material de una forma irreparable.

Además, una vez que termine de limpiarse la pieza, se debe secar completamente para prevenir que los químicos o productos, dejen restos que puedan ser dañinos para el material.

Adicionalmente de las técnicas que hemos mencionado, también se puede aplicar vino blanco para limpiar bronce, el cual es una excelente opción para dar brillo de forma natural y sencilla, con tan solo sumergir la pieza en el vino.

De igual manera, se puede hacer una mezcla de vinagre, jugo de limón y unas cucharadas de bicarbonato.

Esta mezcla se aplica al bronce y se deja actuar por 25 minutos. Luego se retira con agua tibia y se seca completamente, para ver como el bronce ha recuperado su brillo natural.

De esta forma, ya te hemos indicado los mejores consejos sobre cómo limpiar bronce. Solo hace falta que los pongas en práctica y listo.

Cómo limpiar otros materiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.