limpiar alpaca

Limpiar la alpaca es una tarea que seguro tendrás que hacer si tienes bisutería de este material. La alpaca es un metal que, si bien no es considerado como un metal precioso, si se considera «como» un metal noble, debido a su maleabilidad y a la apariencia semejante a la de la plata, que lo hace perfectamente ideal para ser utilizado en joyería y como elemento decorativo. Obviamente no es plata

Lógicamente, como cualquier otro metal, la alpaca demanda ciertos cuidados para darle una mayor durabilidad y conservar su apariencia, realizando continuas, pero sencillas limpiezas.

Siendo un metal que representa un menor costo de inversión para la confección de diferentes piezas, entonces, el hecho de tener que realizar la limpieza de este, cada cierto tiempo, no representa un mayor impacto.

Qué es la alpaca

La alpaca es un metal producto de la combinación de cobre, zinc y níquel, conocido a nivel químico como aleación. Podrás encontrar la alpaca en diferentes objetos, reconociéndola también por el nombre de plata alemana.

Su nombre alternativo, lo obtiene debido a la semejanza de su color con el de la plata, aunque este metal no es un metal precioso.

De modo general, la combinación de níquel, cobre y zinc da origen a la alpaca, pero las proporciones en que son combinados estos metales dan origen a una alpaca de mejor o menor calidad.

En la aleación de alpaca, siempre predominan el cobre y zinc. Al añadir un poco más de zinc, se obtiene un metal de mayor calidad, en cuanto a su color, resistencia y maleabilidad. También suele añadirse plomo cuando la aleación se utiliza para fines específicos.

Los usos de la alpaca son diversos, ya que no sólo la encontrarás como un material llamativo de joyería, sino que además puede formar parte de la decoración y arreglo de mesas en elementos de cubertería, así como se usa en construcción y telecomunicaciones.

Así como el resto de los metales, independientemente de que estén utilizados con fines de joyería u otros, es necesario mantenerlos en perfecto estado para prolongar su durabilidad y mantener su apariencia.

Mantener la alpaca limpia y cuidada es algo bastante sencillo, sólo hay que tener en cuenta algunos pocos consejos. Realizar esta tarea será de lo más sencillo, así que pierde el temor y mantén tu alpaca en perfecto estado para usar tus piezas en cualquier momento.

Cómo limpiar la alpaca

La limpieza de los metales, sean preciosos o no, es muy importante ya que, así como otros objetos, tienden a acumular polvo, lo que altera su apariencia, si se trata de elementos decorativos o puede alterar su conductividad, si son elementos funcionales.

Así, siguiendo un patrón general, es posible limpiar la alpaca con un paño suave humedecido con agua tibia. Para hacer la limpieza más efectiva, podría hacerse uso de algún detergente neutro, diluido suavemente para remover la suciedad y el polvo.

También es posible utilizar bicarbonato de sodio para limpiar la alpaca, ya que se trata de una sal medianamente fuerte, capaz de interactuar con otros iones que se hayan adosado a la superficie de la prenda o elemento de alpaca.

Un método muy efectivo para limpiar la alpaca es colocar en el interior de un recipiente papel aluminio y agua tibia. Puedes dejar reposar la alpaca por unos 15 minutos y luego a frotar para remover la suciedad.

Si ves que, tras este proceso, aún quedan restos de suciedad en tus piezas de alpaca, entonces puedes repetir el procedimiento colocando las piezas en agua tibia y papel aluminio, al tiempo que añades una cucharada de sal para luego frotar con un cepillo todas las hendiduras.

limpiar la alpaca

Otro truco que puedes utilizar es el de sumergir tus piezas de alpaca en leche, dejándolas reposar por media hora, ya que las proteínas de la leche son capaces de eliminar el sucio de este metal. Luego sólo debes enjuagar y secar.

De cualquier forma, independientemente del truco que utilices, es sumamente importante que después de realizar la limpieza de tus objetos de alpaca debes retirar todos los restos de agua con un paño seco.

La humedad es capaz de causar estragos en cualquier objeto de alpaca con el tiempo, así que es fundamental sacar toda el agua de tus piezas de alpaca en cada oportunidad y, luego, protegerlas con un papel plástico utilizado en alimentos para resguardo de la humedad ambiental.

Productos que estropean la alpaca

Al momento de realizar la limpieza de objetos de alpaca puedes optar por dos vías, una de ellas es realizar la limpieza con ayuda de un profesional y la otra es realizarla tú mismo. Siempre y cuando tengas el conocimiento necesario, puedes optar por cualquier vía.

Tomar esta decisión puede depender del valor sentimental y económico que tengan tus piezas de alpaca, además de si cuentas o no con los productos y herramientas necesarias para cumplir con este proceso sin cometer algún error.

En el caso de optar por realizar la limpieza de las piezas de alpaca tu mismo, debes ser consciente de que no todos los productos químicos son adecuados.

No existe duda de que uno de los peores enemigos de la alpaca son los detergentes fuertes, que pueden causar agresión sobre la superficie de los objetos, permitiendo que estos sean más fáciles de oxidar por otros agentes.

Si has dejado tus piezas de alpaca mucho tiempo sin cuidado, podrás verlas bastante ennegrecidas o amarillentas y es entonces cuando recurrirás a cualquier método de limpieza que se te pueda ocurrir.

Si has visto que el sucio persiste, entonces quizás hasta se te ocurra aplicar cloro a tus piezas de alpaca, pero es algo totalmente contraindicado ya que el cloro tiende a dañar la alpaca, así como tampoco es recomendable limpiarla con un lavaplatos común.

No dejes tus piezas de alpaca olvidadas en un cajón y anímate a probar los diferentes métodos de limpieza y purificación que existen para que puedas sacar de nuevo a relucir esas vajillas, cubiertos o pulseras que hace tanto tiempo no usas.

Cómo limpiar otros materiales

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.