desinfectar un piercing

La perforación es un procedimiento que pertenece al grupo de métodos invasivos para mejorar la belleza. Por esta razón, debe ser realizado por una persona calificada y debidamente capacitada. 

Sin embargo, a pesar de las condiciones adecuadas y estériles garantizadas por la oficina, no nos brinda total seguridad sanitaria. Destaca especialmente el cuidado de los lugares perforados.

Piercing: ¿Qué es?

La perforación no es más que perforar ciertas partes del cuerpo, por ejemplo, orejas, ombligo, nariz y colocar varios adornos en ellas, la mayoría de las veces aretes. 

El procedimiento de perforación pertenece al grupo de procedimientos invasivos y requiere grandes habilidades y experiencia. 

Vale la pena recordar que realizar un piercing, incluso en el sitio de mayor reputación, no garantiza la seguridad de la salud. Por lo tanto, además de un procedimiento correctamente realizado, debes cuidar los lugares que han sido perforados. ¿Cómo desinfectar un piercing?

¿Cómo cuidar los lugares perforados?

Durante su ejecución, se forma una herida en el cuerpo. Es un lugar fácil donde una infección puede desarrollarse rápidamente.

La herida causada por un corte es ligeramente diferente a la causada por un piercing. El primero se cura de acuerdo con un cierto patrón de auto-cicatrización. El segundo, por otro lado, no es fácil de curar. 

Esto se debe a que el adorno puesto en la carne no permite que se cierre. Por esta razón, es muy importante una limpieza regular y minuciosa del lugar de tratamiento. Entonces, ¿qué deberías hacer?

1. Lávate las manos

Antes de comenzar a limpiar piercing o limpiar el sitio de la perforación, debemos lavarnos y desinfectarnos bien las manos desde el principio. El contacto de una herida reciente con las manos sucias es la principal causa de infección.

2. Seca suavemente la herida

El siguiente paso es secar suavemente la herida, preferiblemente con una gasa estéril. Usar una toalla reutilizable puede aumentar el riesgo de infección.

3. Trata la herida con agua con sal

Para acelerar el proceso de cicatrización de heridas, a menudo se recomienda utilizar tratamientos con agua con sal. Esto debe hacerse una vez al día. La sal marina y el agua hirviendo son suficientes para este tratamiento. 

Por lo general, se recomienda disolver 10 gramos de sal en 1 litro de agua y llevar a ebullición. La solución acuosa de sal debe dejarse enfriar y usarse solo cuando esté a la temperatura ambiente. Entonces el trato es de lo más agradable.

La forma en que realizamos la parte más importante del procedimiento depende principalmente del lugar del cuerpo donde se produce la perforación. Entonces, el área se puede rociar con agua con sal. 

También puedes cepillarlo con un algodón previamente sumergido en una solución salina. La solución acuosa debe dejarse sobre la piel durante unos minutos. Cuanto más, mejor. 

Luego, la herida debe enjuagarse con agua y secarse. Después de tal cuidado, puede suceder que la costra formada alrededor de la perforación se caiga fácilmente por sí sola. Nunca deberías hacerlo tú mismo.

4. Desinfección

La desinfección es un elemento muy importante en el cuidado de las heridas. Esta operación debe repetirse dos veces al día. Es mejor desinfectar con productos farmacéuticos delicados.

Perforación: ¿qué hacer justo después de la perforación?

Justo después de la perforación es crucial un buen cuidado para evitar tener que desinfectar un piercing por ser descuidado. Después de la perforación, es muy importante evitar los baños calientes durante unos 3 meses. También está prohibido el uso de zonas de baño públicas como lagos, piscinas o varios tipos de lagunas.

El área perforada no debe quedar expuesta y otras personas no deben tocarla. 

El contacto con los fluidos corporales de otras personas es particularmente peligroso, por lo que, por ejemplo, después de perforarte la lengua, debes abstenerse tanto de besar como del contacto sexual oral durante mucho tiempo.

Es importante evitar cualquier actividad física que pueda hacer que el pendiente se mueva. Así que evita los abdominales al perforar tu ombligo. También debes evitar la ropa demasiado ajustada, que puede constreñir el área perforada.

Se deben evitar las visitas al solárium y la sauna durante todo el proceso de cicatrización de la herida.

El proceso de curación del lugar de la perforación tardará más si no evita el humo del tabaco, el alcohol y las drogas. 

Especialmente los fumadores empedernidos y los amantes del alcohol deben olvidarse del estimulante: las heridas se curan peor, las complicaciones también son frecuentes.

Piercing: ¿Cómo limpiar el pendiente y el lugar de la perforación?

El lugar perforado y el adorno deben limpiarse cuidadosa y suavemente de cualquier suciedad y costras, pero no más de tres veces al día. 

Para eliminar la suciedad, usa un hisopo de algodón empapado en agua tibia y luego frota el área con un antiséptico, este es uno de los productos para desinfectar un piercing. No uses alcohol, peróxido de hidrógeno o genciana para lavar las áreas perforadas.

En los días posteriores al procedimiento, se pueden utilizar medios más tradicionales: soluciones salinas, soluciones de sal marina, infusiones de manzanilla o salvia recién preparadas y enfriadas. 

Es importante secar la piel y el pendiente con una toalla de papel después del lavado. Sin embargo, recuerda tener un rollo destinado solo para este propósito. El papel que tocan todos los miembros del hogar es un semillero de bacterias.

desinfectar piercing

¿Qué debes evitar al limpiar una herida?

  1. No uses soluciones que contengan alcohol para para desinfectar un piercing. Pueden causar irritación adicional de la piel.
  2. No se puede lavar y desinfectar la herida con demasiada frecuencia. Esto puede interferir con el proceso de curación.
  3. No uses cremas para cuidar el área perforada. Son demasiado grasientas y pueden obstruir una herida reciente.

¿Cuándo se puede reemplazar el pendiente?

Es muy importante no intentar reemplazar el piercing tu mismo, especialmente cuando la herida aún no ha sanado. La mejor solución es acudir a un especialista y reemplazar el pendiente allí.

Si resulta que somos alérgicos al material del que está hecho el adorno, ve al salón y reemplázalo allí. De lo contrario, se pueden producir daños en los tejidos o una infección.

Lo único que podemos hacer por nuestra cuenta es mover el pendiente varias veces al día, lo que evitará que crezca en el cuerpo. Además, es importante comprobar que los pendientes de bola estén bien apretados.

Piercing: ¿Cómo cuidar la piel perforada y reducir el dolor?

La hinchazón y el dolor son reacciones comunes del cuerpo a un piercing. Pueden calmarse con analgésicos de venta libre y compresas frías hechas de solución salina.

Deben evitarse los medicamentos que contienen ácido acetilsalicílico, que diluyen la sangre y aumentan el riesgo de hemorragia. 

También vale la pena tomar preparaciones que contengan zinc y vitaminas: A, B6, C, E; gracias a ellas, la curación será más rápida. También presta atención a tu dieta. 

Después de la perforación, incluye productos lácteos, huevos, carne de res, nueces, brotes de cereales en tu menú diario, ya que contienen ingredientes que aceleran la curación de la zona perforada.

Un arete no deseado se puede quitar en cualquier momento, pero debes tener en cuenta el hecho de que quedará un agujero después de la perforación. Si es pequeño, puedes aceptarlo. 

Por otro lado, si el agujero dejado por el pendiente es grande, estirado y rojo, solo queda la reconstrucción quirúrgica.

Otros artículos sobre higiene personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.